Blog, Kona
Por: Daniel Cruz

Los mejores 10 momentos del Ironman Hawai. ¡Estamos listos Kona 2018!

Presentamos el listado final de momentos sucedidos en el Campeonato del Mundo en Hawai. ¡Estamos listos para lo que veremos este sábado!

  1. Frodeno se convierte en el primer campeón olímpico en ganar en Kona.

En 2015, el triatleta alemán Jan Frodeno, quien ya había ganado el título de Campeón Europeo Ironman en Frankfurt en julio y la corona mundial 70.3 en agosto, confirmó su estatus como el mejor triatleta de larga distancia del mundo al ganar el Campeonato Mundial Ironman con un tiempo de 8:14:40, 3:03mins por delante de Andreas Raelert y con Tim O’Donnell en tercer lugar.

“Gracias a todos por su increíble apoyo”, dijo Frodeno, de 34 años, “Lamento haberle quitado el título a un estadounidense otra vez, pero me alegra que [O’Donnell] no haya comido ajo anoche ya que lo tuve respirándome muy cerca durante toda la carrera” dijo refiriéndose a que con cualquier descuido pudo haber perdido ese título.

El inmejorable Frodeno ganó de nuevo en 2016 y si puede mantenerse en forma y saludable, podríamos ver de el un sub-8 horas en Kona… tendremos que esperar hasta 2019 para ver eso.

  1. John Maclean se convierte en el primer atleta en silla de ruedas en terminar.

El australiano John McLean fue atropellado durante un entrenamiento en bicicleta en 1988 que le obligó a andar en silla de ruedas a partir de ese momento. Sin perder su valor deportivo y de competencia, se convirtió en el primero hombre en terminar en la Gran Isla en 1995.  inmutarse, se convirtió en el primero en 1995.

  1. Dick y Rick Hoyt

Dick y Rick Hoyt, la pareja de padre e hijo, terminaron juntos memorablemente el Ironman 1988. Lo que hace de la hazaña algo muy especial es que Dick remolcó a su hijo discapacitado en un bote mientras nadaba, lo hizo rodar en una bicicleta “tándem” especial para el momento y lo empujó en una silla de ruedas para correr durante todo el maratón. La efusividad colectiva de la multitud los recibió en la línea de meta.

  1. El cuarto y más grande de Chrissie.

Diez días antes de la carrera, un accidente de bicicleta en el entrenamiento había hecho que la pierna de Chrissie se hinchara doblando su tamaño normal. Cinco días antes, la Campeona del Mundo tuvo que ser sacada del agua porque sus múculo pectoral estaba demasiado adolorido.

Chrissie Wellington salió del agua a casi 10 minutos de las líderes. Llegando a la T2 la diferencia era de 22 minutos frente a Julie Dibens y de 10 minutos de Caroline Steffen.

Después de haber tenido 3 victorias dominantes en Kona, Chrissie se veía forzada a empujarse al límite si quería lograr su cuarto título. A la señal del medio maratón, ya había superado al trío británico de Dibens, Rachel Joyce y Leanda Cave con un muy buen parcial de 1:22.

La siguiente en su mira era Caroline Steffen, pero en la contienda también entro Miranda Carfrae que apretó hasta el límite.

Al final, el maratón de 2:52 de Chrissie Wellington le valió para sellar su victoria, su cuarta y su más grande victoria en Kona. Fue la mejor carrera de Chrissie.

  1. Ryf rompe récord femenino del curso

En 2016, Daniela Ryf estableció un nuevo récord en el Campeonato del Mundo de Ironman con un tiempo de 8:46:46, 23 minutos por delante de su rival más cercana, Mirinda Carfrae. Luego ganó en 2017, logrando tres al hilo y si gana en 2018 tendría cuatro campeonatos seguidos.

  1. Mark Allencon la hazaña de Scott

Apodado ‘The Grip’, Allen ganó cinco victorias consecutivas de 1989 a 1993. No compitió en 1994, lo que hizo que Greg Welch agradeciera y lograra la victoria, pero en 1995 Allen regresaría a la escena para ganar e igualar el récord de Dave Scott con seis titulos Eso fue suficiente para Allen, que nunca volvió a correr en la Isla Grande.

  1. El ‘crawl off’ entre Sian Welch y Wendy Ingraham.

En el Ironman de 1997, Sian Welch, esposa de Greg, comenzó a tropezar yendo por Ali’i Drive con solo unos minutos para terminar. Alrededor de la curva final, se volvió para ver a Wendy Ingraham detrás. Ingraham estaba en un estado físico similar agotado. Cuando llegaron a la alfombra de final de carrera en su carrera por el cuarto puesto, ambos cayeron. Tratando de pararse y correr a la línea a solo unos metros de distancia, ambas colapsaron nuevamente. Finalmente, Ingraham descubrió que arrastrarse a la línea en cuatro patas era la mejor opción. Welch la siguió, pero no pudo alcanzarla.

El “crawl off”, como se ha conocido, es uno de los dramas de la línea de meta más comentados en la historia del evento y del deporte. Llevó al comentarista estadounidense a comentar: “Sus cuerpos fueron borrados pero su espíritu se mantuvo firme”.

  1. Paula Newby-Fraser gana su octavo título de Ironman

Apodada “La reina de Kona”, Paula Newby-Fraser se convirtió en la atleta más exitosa de Hawaii con su octava victoria en el Ironman. La zimbabuense comenzó con una victoria en 1986 y la ganó por última vez en 1996. Durante este tiempo solo sería superada por Karen Smyers y Erin Baker. Por este logro, la Academia de Deportes de los Estados Unidos la nombró entre las cinco mejores atletas profesionales femeninas de los últimos 25 años.

  1. Julie Moss se arrastra hasta la línea.

Mark Allen no pudo hacer nada más que mirar en la televisión mientras su futura esposa se arrastraba hacia la línea de meta en un logro heroico que estableció el nivel de drama que el IRONMAN seguirá en los próximos años. Allen estaba tan inspirado por la exhibición de Moss que decidió aventurarse a la isla para comenzar su propia búsqueda Ironman. El tambaleo de 1982 de Moss hasta la línea de meta fue una bendición para el deporte, extrañamente atrajo más a las personas en lugar de repelerlas.

La razón de Moss para competir en la carrera fue recopilar datos para su tesis de fisiología del ejercicio como estudiante universitario de EE. UU. A medida que la joven de 23 años se acercaba al final, mientras lidereaba la carrera, la fatiga comenzó a afectar su cuerpo agotado.

Ella cayó continuamente al suelo, se recuperaba y seguía adelante, alejaba de si todas las manos de quienes le quería ayudar. Con solo unos metros por recorrer, Kathleen McCartney le superó y reclamó el título. Lo único que pudo hacer Moss fue arrastrarse hacia la meta.

Aunque no terminó con la victoria, el coraje de Moss impulsó el ascenso del Ironman al lugar que ahora ocupa en el deporte moderno. Y solo piense, sin su ‘ejemplo de coraje’, puede que nunca haya habido una Guerra de Hierro… el primer lugar.

  1. La épica IRONWAR de 1989 entre Dave Scott y Mark Allen.

Mark Allen y Dave Scott se toparon por primera vez a los 55 kilómetros de bicicleta en el Ironman de 1982. Dave Scott ganó en esa ocasión la carrera.

Año tras año, Allen regresó a tratar de vencer a Scott pero por una u otra razón no podía lograrlo, averías mecánicas, desfallecimientos no lo lograba.

En 1989, los dos inmortales en Hawai, nadaron y rodaron juntos todo el día. Luego, corrieron hombro a homrbo durante todo el trayecto del maratón… hasta los 33 kilómetros, Dave Scott comenzó a perder impulso ante el ritmo descomunal de Allen. Al kilómetro 37 tuvo que ceder mientras Allen le superaba.

Con la bandera estadounidense en mano ganó por primera vez con su asombroso tiempo de 8:09:15 mientras que Scott hizo su mejor tiempo en Hawai con su segundo lugar y registro de 8:10:13.

La bandera estadounidense en su mano se ganó por primera vez en su asombroso tiempo de 8:09:15. Hawaii PB de 8:10:13; Allen, ve a igualar su récord. Scott lo describió como: “El día perfecto para la competencia”.

Deja un comentario