Blog
Por: Regina Falanche

Acaba con malos hábitos para mejorar al 100 por ciento

Sigue esta guía practica de 10 consejos para mejorar tu rendimiento deportivo en triatlón.

 

Hay muchos aspectos importantes en el entrenamiento de deportes de resistencia, desde el entrenamiento en sí hasta una nutrición adecuada, dormir bien y otros aspectos, la lista de cosas por hacer parece no tener fin.

Sin embargo, también hay cosas que puedes estar haciendo que son perjudiciales para tu éxito.

 

Sigue esta guía practica de 10 consejos para mejorar tu rendimiento deportivo en triatlón.

Sigue esta guía practica de 10 consejos para mejorar tu rendimiento deportivo en triatlón.

He aquí unos tips Triméxico para mejorar en tu desempeño:

  1. Se acabó ignorar la recuperación: Lo que comes, cuánto duermes, las cervezas, todo te afecta. La intensidad a la que vas en los entramientos fáciles también es importante. Sin recuperación, no hay entrenamiento. La fórmula del entrenamiento es Entrenamiento = Fatiga + Recuperación. Si los deportistas sólo hacen la parte de fatiga, las adaptaciones no van a aparecer, o pronto van a parar. No seas un deportista que entrena muy duro y después cada noche sale de fiesta y abusa de la comida justificando que “Yo lo quemo”, y si haces esta estrategia después no te preguntes como es que no mejoras.
  1. Se acabó hacer los entrenos de otros deportistas: Céntrate en los entrenamientos que tú necesitas. A veces, (de hecho muchas veces), significa que tienes que entrenar sólo. La presión de grupo no es un buen método para entrenar con eficacia. Si entrenas con un montón de egos, deja que se vayan. Limita los entrenamientos en grupo a aquellas sesiones en las que buscas un objetivo muy.
  1. Se acabó sabotear tu entrenamiento: Cuando la vida es estresante, saltarte los entrenamientos porque no estás en un buen estado de ánimo sólo provoca más estrés y frustración a la falta de resultados. El entrenamiento es una buena válvula de escape, sigue entrenando.
  1. Se acabó ignorar tu alimentación y el peso: Lo que comes afecta a tu recuperación. (Ver #1). Si no estás delgado, no eres tan rápido como quieres ser. No es que tengas que parecer anoréxico, o pasar hambre, sino que piensa que esos kilitos de más que tienes, no afectan a negativamente a tu rendimiento, es ignorar lo obvio. Si tienes unos kilitos de más cuando estás corriendo y desplazando tu peso, no encontrarás ningún plan de entrenamiento magistral que permita evitar ese lastre. El exceso de peso también significa un mayor riesgo de lesiones, que pueden sabotear tu entrenamiento. (Ver #3).
  1. Se acabó obsesionarse con el volumen: Si realmente el atleta que entrena más kilómetros fuera el que gana todas las carreras, los deportistas de Ultraman serían los mejores corredores de Ironman y Sprint. Los vencedores del Tour de Francia ganarían las carreras de un solo día. Se trata de la calidad del entrenamiento que haces, no la cantidad de entrenamiento que haces.
  1. Se acabó hacer lo mismo una y otra vez: El cuerpo responde mejor a la variación en el entrenamiento. Si has estado haciendo las mismas cosas una y otra vez durante años, y no estás satisfecho con los resultados, o te encuentras atascado en tu evolución, es el momento de abordar el verdadero problema, tu entrenamiento. Si no estás satisfecho con lo que ha conseguido con tu entrenamiento, pues cámbialo.
  1. Se acabó ignorar tus calentamientos y enfriamientos para tus entrenamientos y carreras: Cuanto mayor seas, y cuanto mayor sea tu objetivo, más importa este punto. Te puedes estar autosaboteando. (Ver #3). Los estudios demuestran que el calentamiento y el enfriamiento ayudan en gran medida al rendimiento y la recuperación, de modo que deben ser una prioridad.
  1. Se acabó ignorar la tecnología en los entrenamientos: Utilizas la tecnología en casi todos los aspectos de tu vida, desde tu teléfono móvil hasta tu portátil y los programas en tu trabajo o en casa. ¿Por qué es tan difícil creer que entrenar basándote en los datos de potencia y ritmo pueden ayudar a tu entrenamiento y tus carreras? (Ver #3). Si no estás dispuesto a aprender a utilizar estas herramientas, ¿qué grado de compromiso tienes con tus objetivos si sabes que la tecnología te puede ayudar y tu no la utilizas? Si tienes miedo que los datos te digan algo que no quieres escuchar, entonces revisa el punto #3.
  1. Se acabó pensar que necesitas hoy mismo una nueva bici: Lo que necesitas hoy mismo es un entrenamiento adecuado. (Ver del #1 al #8).
  1. Se acabó ser negativo contigo mismo: Nada que ningún entrenador pueda decirte sustituirá lo que te dices a ti mismo. Si no crees en ti mismo cuando te pones en la zona de salida, el resultado final ya estará bastante determinado.

Deja un comentario