Blog
Por: Regina Falanche

Aprovecha los grandes beneficios de correr despacio en tu entrenamiento

Aunque parezca difícil de creer, correr a un ritmo tranquilo y relajado, puede traer muchos beneficios así como, por ejemplo, evitar lesiones.

 

Aprovecha los grandes beneficios de correr despacio en tu entrenamiento

Aprovecha los grandes beneficios de correr despacio en tu entrenamiento

Correr y/o “correr y caminar” a un ritmo cómodo fortalece tus músculos, pulmones y el corazón. No importa lo que diga el reloj. De hecho, si eres nuevo en esto de los triatlones o estás regresando después de un largo periodo de descanso o nos has podido correr por alguna lesión, lo mejor es olvidarse del tiempo por completo y centrarte en empezar y acabar tu carrera sintiéndote bien, no importa lo “lento” que vayas.

Hacer tus trotes diarios para entrenar durante la semana a un ritmo lento ayudará a reducir drásticamente el riesgo de lesión mientras te mantienes en buena forma.

Un entrenamiento largo y lento ayuda a mejorar tu resistencia, mejora tu capacidad para quemar grasas, incrementa el flujo de sangre a tus músculos, y aumenta tu fortaleza mental.

Si cometes el error de hacer la mayoría de tus carreras a un ritmo más alto de lo que debes, te conducirá al desgaste, y posiblemente a consecuencias peores.

Para asegurárte que estás corriendo en el entrenamiento lo suficientemente lento, como tip Triméxico sé consciente de tu respiración.

Si jadeas o resoplas, baja el ritmo o haz más pausas para caminar, si fuera necesario. Si has mantenido un trote demasiado rápido, lo más probable es que al día siguiente notes que tus piernas no tienen su energía habitual, y posiblemente tendrás molestias.

Si tienes tendencia a correr rápido en los días destinados al ritmo lento, procura correr con alguien más lento que tú.

Evita a los amigos rápidos ese día y búscalos mejor para un día más exigente.

Deja un comentario