Blog
Por: Regina Falanche

Cinco tips para sobrellevar momentos críticos previo, durante y posterior a un IRONMAN

A continuación, realizamos un repaso rápido a esos instantes delicados en los que un triatleta de larga distancia lo pasa realmente mal y sus respectivos 5 tips Triméxico para sobrellevarlos.

 

Realizamos un repaso rápido a esos instantes delicados en los que un triatleta de larga distancia lo pasa realmente mal y sus respectivos 5 tips Triméxico para sobrellevarlos.

Realizamos un repaso rápido a esos instantes delicados en los que un triatleta de larga distancia lo pasa realmente mal y sus respectivos 5 tips Triméxico para sobrellevarlos.

Momento crítico 1: A veces no es fácil conseguir plaza para un determinado IRONMAN dadas las muchas solicitudes y las escasas plazas, como el caso de la meca del triatlón, Hawaii, donde habrá que conseguir plaza habiendo hecho previamente un buen papel en alguno de los distintos IRONMANs clasificatorios.

Momento crítico 2: Una vez formalizada la inscripción, toca plantearse como entrenar y que planificación seguir. Aquí lo más acertado sería contratar los servicios de un entrenador personal para que así te centraras en lo verdaderamente importante que es entrenar, pero si no es tu caso, deberás ingeniártelas todos los días para pensar que debes hacer y esto a veces llega a agobiar a los triatletas por mucha experiencia que tengan.

Momento crítico 3: Los días previos surgen los nervios que colapsan, no sólo la mente, sino el cuerpo, haciendo que el sueño sea menos reparador, vayas más veces al baño y hagas peor la digestión. Todo un coctel de estrés, miedo e incertidumbre a lo que te espera.

Momento crítico 4: En el instante de la salida parece que vas a ir al matadero y no sabes exactamente lo que te deparará la carrera ese día, tienes sensaciones no muy buenas y te plantearás quién demonios te mandaría apuntarte a esto, pero sólo son unos instantes de ansiedad y nada más que coges ritmo de braceo y respiración; se te olvida todo lo malo y te centrarías en nadar de manera relajada para no desperdiciar energía que a buen seguro no te sobrará al final de la carrera.

Momento crítico 5: Puede que a mitad de la natación, en una de las boyas, alguien te dé una patada sin querer y te quite las gafas, por lo que el estilo de nado se romperá, tu respiración se verá alterada y sufrirás para volver a la normalidad. Mantén la calma y sigue tu camino, procurando no perder las brazadas y pensar solamente en terminar la prueba de nado.

Deja un comentario