Blog
Por: Alejandra Frias

¿Cómo puedes prevenir el síndrome del músculo piramidal?

Es muy probable que alguna vez que hayas entrenado sintieras un dolor localizado en la región central del glúteo y que en ocasiones crece hasta la parte trasera del muslo. Este dolor puede estar asociado directamente al músculo piramidal. 

Este es un músculo localizado en la pelvis, nace desde el sacro y avanza a través de la pelvis terminando su recorrido en la parte alta del femur. Cuando este músculo se sobrecarga o contractura se hace más grande y suele aplastar y comprimir las estructuras que tiene alrededor. Esto ocasiona dolor ya que puede presionar nervios o vasos sanguíneos.

Para intentar evitar esto es importante que nosotros tengamos claro que una sobrecarga en este músculo es la prinicpal causa de esta lesión. También puede ser por correr en terrenos duros y fundamentalmente por no realizar estiramientos.

Este músculo es uno de los que se pueden considerar como un embudo de toxinas. Este músculo, por su posición tiene tendencia a almacenar toda toxina y desecho que pasa por el. Para evitarlo hay que estirar la musculatura después de cada carrera.

 

Te recomendamos ampliamente que consultes con tu entrenador todos los estiramientos que existen. De cualquier forma te dejamos un video que puede apoyarte al respecto:

Deja un comentario