Blog
Por: Daniel Cruz

Conoce todo acerca de los Wetsuits o Trajes de Neopreno.

Lo fundamental y primero que debes tomar en cuenta es, sin dudarlo, la comidad. No hay ninguna diferencia de marca o precio si al final tu traje es de una talla equivocada, te queda flojo o demasiado apretado.

Actualmente existe una gran diversidad de marcas ofreciendo muchas características en común (diferentes grosores dependiendo de la zona del cuerpo) y unas cuantas exclusivas de cada marca (como recubrimiento de silicón para mejor desliz a través del agua). Al final, lo que se debe buscar es lo que además de quedar cómodo, te genere gran funcionalidad el día del evento.

Completo o sin mangas.- Antes que nada, hay que definir si quieres con o sin mangas. Este punto es importante, ya que hay triatletas a quienes la restricción del movimiento les parece tanta, que encuentran contraproducente usar trajes completos. Hay quienes prefieren esa restricción, a tener que soportar el frío. La mayoría de los modelos ya presentan una zona en los antebrazos con un poco más de rigidez y pueden tener un patrón característico que ayuda a “atrapar” y luego a redirigir el agua de manera que fluya y se tenga una eficiencia mayor en la brazada. ¡Punto extra para las mangas!

Talla correcta.- En este punto, cada marca maneja una tabla de medidas donde entra en juego la relación talla/peso, por lo que tienes que ser muy específico a la hora de sacar tus números. Debes estar muy seguro de la talla que deseas comprar o revisar todas las políticas de devoluciones de las marcas.

Retención de calor.-  Dependiendo de la marca, los wetsuits tienen diferentes grosores en los paneles repartidos en todo el diseño, siendo legales actualmente los que mayor grosor presentan de 4 a 5 mm. A mayor grosor, el mantener el calor se hace más eficiente, y a menor grosor, el calor se pierde con mayor facilidad. Así que, si eres friolento, algo con mayor grosor sería tu mejor elección.

Flotabilidad.- Esto varía también dependiendo de los paneles que tiene el wetsuit. Al tener mayor grosor, se tiene mayor flotabilidad. Y aquí encontramos el hilo negro de los neoprenos: a mayor flotabilidad viene mejora en los tiempos al nadar. Esto se genera al tener paneles más gruesos en pecho, a los costados de cadera y muslos (actualmente el grosor en estos puntos va de 3 a 5 mm, mientras que el resto del traje tiene un grosor de 2 mm), lo que te va a generar una línea de ataque al agua mucho más hidrodinámica y con menos resistencia, pues la cadera y piernas son las peores anclas que se tiene cuando no hay buena técnica o posición corporal dentro del agua.

Movilidad.- Actualmente los neoprenos tope de gama están hechos con Yamamoto Rubber, que es el que les genera elasticidad, lo que a ti te genera facilidad de movimiento. Lo importante con la movilidad viene específicamente en los hombros, pues al tener un menor grosor e inclusive diferentes materiales que generen menor resistencia al movimiento, podemos tener una rotación de hombros libre y, por ende, una brazada más cómoda, ligera y larga. Es importante ver también el material y la altura que tienen en el cuello, pues muchas veces el que sea demasiado alto o duro nos puede generar rozaduras marca diablo al estar nadando por más de una hora en mar.

Fuente: www.atomika.mx

Deja un comentario