Blog
Por: Alejandra Frias

¿Cuáles son los beneficios del foam-roller?

Uno de los aspectos importantes y que a menudo no solemos tener en cuenta, es el hecho de acudir a un fisioterapeuta para hacernos de vez en cuando un masaje. El masaje tiene grandes beneficios, entre los cuales podemos citar la optimización del rendimiento muscular, preparación para una nueva actividad, descargas musculares, la prevención de lesiones y el apoyo en el tratamiento de estas.

Hoy hablamos sobre el foam-roller, lo que por muchos es la manera económica de realizarse un auto masaje. No es tan efectivo como un masaje realizado por un/una profesional, pero una correcta utilización conseguirá liberar los llamados puntos gatillo y poder recuperar rápidamente los músculos para un nuevo entrenamiento. Los llamados puntos gatillo son una especie de nudos que se producen en los músculos y al aplicar presión, el dolor se extiende en zonas alejadas al punto.

Una de las razones más importantes para su uso regular es prevenir las lesiones musculares comunes. Muchos corredores, por ejemplo, sufren de dolores en la cintilla isquio-tibial y no descargan la zona de manera eficaz una vez terminado el entrenamiento. El uso del roller cada día, asegura una rotura de las adhesiones musculares y reduce la inflamación de los puntos gatillo, propiciando la llegada del riego sanguíneo al área de aplicación. Este incremento de sangre llevará nutrientes a la zona y contribuirá a reparar el daño muscular que el entrenamiento pueda haber causado.

Para realizar el auto masaje, únicamente necesitaremos un foam roller o rodillo de espuma, sobre el que rodaremos y realizaremos una presión sobre la zona muscular a tratar, para liberar y relajar así los tejidos musculares y estructuras (las llamadas fascias). Regulando la presión sobre la zona, dada por nuestro propio peso, seremos nosotros mismos quienes decidiremos si queremos incidir más o menos en la zona a masajear, teniendo en cuenta que el masaje no debe ser doloroso.

Como bien hemos dicho, ésta técnica puede ayudar a mantener a buen nivel nuestra musculatura, pero en ningún caso debe sustituir la terapia realizada por un profesional especializado.

Fuente: Triatletas En Red

 

Deja un comentario