Noticias
Por: Daniel Cruz

Daniela Ryf realmente fue fantástica en Frankfurt.

Daniela Ryf finalizó séptimo en la general en el Campeonato Europeo Ironman en Frankfurt. Esto significa que fue la séptima persona hombre o mujer en cruzar la meta, lo hizo únicamente a 38 minutos del campeón masculino Jan Frodeno. Su 8:38:44 aniquiló su antiguo récord de 8:51 cuando ganó la carrera en 2015. De hecho, sus propios registros de tiempo fueron su única competencia.

Salió del agua con la novata Sarah True, pero al llegar a la bicicleta Ryf parecía que se había subido a una motocicleta. Hizo un tiempo 25 minutos más rápido que cualquier otra mujer.

Ryf estaba muy contenta con su carrera, ella dijo que “deseaba probarse a sí misma”. Pues… ¡Pasó la prueba!

“Fue uno de los días en que sentí que empujé, empujé y no me cansé”, dijo después de la carrera. “Fue una sensación realmente increíble. Creo que bajar de la altitud realmente ayuda, realmente sentí que mis pulmones pudieron darme más y los músculos también se sintieron fuertes. Estoy muy contenta con mi rendimiento en la bicicleta, me sentí como si estuviera volando durante todo el recorrido. El viento era realmente bueno, venía desde un lado y empujaba hacia adelante. Fue bueno ver que los cambios que hicimos con mi configuración funcionaron. Todo se está combinando muy bien, en verdad hoy fue muy agradable sentirlo y también verlo reflejado en mis números y datos que analizamos para evaluar mi rendimiento”.

La carrera en Frankfurt marcó una gran diferencia con respecto a Ryf hace un año, ya que ese año había competido en Challenge Roth unas semanas antes. Además, a la competencia en Roth había llegado un poco mermada luego de sufrir gran parte de la primavera con problemas de espalda. Ese año su felicidad constaba en haber superado Roth logrando llegar en 1 sola pieza.

“El año pasado fue una circunstancia totalmente distinta, fue muy difícil con los problemas atrasados. Amo andar en bicicleta empujando con fuerza y simplemente ​​no podía hacer eso. Ahora, este año fue muy diferente. He tenido muchas sesiones de turbo y mucho trabajo de fuerza. Sentirme capaz de competir y no tener ningún dolor es sorprendente. Miro hacia atrás a Sudáfrica el año pasado, donde era realmente frágil y no sabía si me iba a doler la espalda o sentir una contractura. Me siento bien de estar saludable y para poder mostrar mi mejor potencial”.

Ryf no solo “mostró su potencial”, sino que dejó muy claro al resto de las mujeres con aspiraciones que buscan ser su rival en el Campenato del Mundo Ironman que deberán llegar en un momento muy especial si es que desean a vencer a Ryf si ella llegara en su mejor momento, como lo estuvo en Frankfurt.

Deja un comentario