Blog
Por: Alejandra Frias

Ejercicios para mejorar tu técnica de carrera.

La técnica de carrera mejora la fuerza, la movilidad articular, la eficiencia y eficacia de la carrera. Es un esfuerzo físico que puede influir directamente en el rendimiento, pues además de mejorar la técnica de correr, indirectamente proporciona otros cuatro beneficios: mejora la fuerza en los tobillos y piernas; mejora la movilidad articular del pie y del tobillo; mejora la eficiencia y la eficacia de la carrera, lo que supone un mayor rendimiento al mismo esfuerzo; y disminuye enormemente el riesgo de lesiones.

Los ejercicios deben hacerse sobre un terreno llano y blando, preferiblemente hierba, aunque puede ser de tierra. El piso debe estar lo más liso posible. La distancia puede oscilar entre los 30 y 40 metros.

  • Andar de Puntillas. Hacia delante, hacia dentro y hacia fuera.
  • Andar de talones. Hacia delante, hacia dentro y hacia fuera.
  • Carrera Lateral. Brazos hacia delante y hacia atrás a la vez, coordinados con cada salto. Saltos laterales, tocándose los tobillos en el punto más alto.
  • Zancada corta elevando una sola rodilla, luego cambiar. Coordinando bien con el movimiento de brazos, llevando el codo hacia atrás lo máximo. Se hace cada mitad del recorrido elevando una sola pierna.
  • Saltos cortos, correr de puntas, sin apenas flexionar la rodilla. Impulsar sólo con el tobillo, tirando más hacia arriba que hacia delante. Después, hacer variación alternando elevando una rodilla en cada zancada.
  • Skipping normal. Tirando de brazos, con los codos flexionados. Correr elevando mucho las rodillas, con mucha frecuencia y sin apenas avanzar.
  • Skipping por detrás. Echar ligeramente el tronco hacia delante y correr tocando con los talones en los glúteos.
  • Skipping adelante. Idéntico al anterior, pero llevando los pies hacia adelante.
  • Skipping medio, tirando fuerte de brazos. Correr elevando las rodillas, con mucha frecuencia de brazos y sin apenas avanzar.
  • Correr de puntas tirando de brazos. Correr de puntillas sin apenas flexionar las rodillas, llevando los pies hacia delante y tirando mucho de los brazos hacia atrás.
  • Saltos triples. Saltos continuos con máxima amplitud de zancada.
  • Saltar la distancia de un paso con una sola pierna, a la mitad cambiar. Con una pierna se apoya y con la otra se impulsa.
  • Saltos de rana. Saltos a pies juntos, con máxima amplitud.

Deja un comentario