Blog
Por: Alejandra Frias

Algunos errores que se pueden cometer al nadar en aguas abiertas.

Para muchos triatletas es desafiante el realizar un entrenamiento en aguas abiertas ya que muchas cosas son muy diferentes. La orientación, la resistencia, las sensaciones, el sabor, entre otras cosas.

Te presentamos una lista con algunos errores que suelen ser comunes.

  1. No practicar lo suficiente.- Cualquier competencia en aguas abiertas se basa en la velocidad y la resistencia. Es por esto que el nadador que decida competir en aguas abiertas, previo a la carrera debes practicar al menos un par de veces y experimentar las condiciones del clima y del mar: oleaje, corriente, temperatura, profundidad y visibilidad.
  2. Evita el cambio de equipo de nado al momento de una carrera.- Es importante la suma de prácticas previas al gran día. Esto sucede con el equipamiento que se utilizará en la competencia. Es imperativo que estés cómodo y familiarizado con los distintos artículos que conforman tu equipo.
  3. No calentar antes de una carrera.- Si es tu primera vez en una carrera en mar abierto, puede que creas que lo más recomendable es conservar tu energía y evitar nadar antes de empezar. Pero tienes que tener en cuenta que se trata de lo opuesto. Empezar una carrera, especialmente en aguas frías, sin calentar es un tremendo error. Se aconseja nadar al menos de 10 a 15 minutos antes de la carrera, para poder aclimatar el cuerpo a la temperatura del agua.
  4. Equilibra tu energía luego del comienzo de una carrera.- No existe una recomendación estándar, es sólo el uso de la energía de manera óptima. Recuerda que si decides ir en cabeza de la carrera de primeras, el impulso que necesitarás será de entre 30 y 60 segundos de intensidad alta, para luego reducir considerablemente las brazadas y empezar a sentir la corriente. De esta forma administrarás mejor tu fuerza y resistencia.

Conclusión

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no sólo saber nadar es la estrategia principal en aguas abiertas. Lo primero que tienes que considerar es:

  • Preparar tu cuerpo física y mentalmente
  • Conocer las diferencias existentes entre un ambiente controlado (piscina) y las aguas abiertas
  • Dosificar la energía es la clave para el éxito de este tipo de nado.

Fuente: entrenamiento.com

Deja un comentario