Blog
Por: Alejandra Frias

Fuerza pliométrica lograda con desplantes.

Los desplantes son ejercicios de resistencia que permiten trabajar los músculos cuadríceps, los glúteos y los músculos que comprenden el bíceps femoral. Es un ejercicio simple, efectivo y complementa perfectamente a las sentadillas. Es un ejercicio de acondicionamiento que tiene beneficios cardiovasculares.

También apoya a desarrollar fuerza pliométrica para correr de forma explosiva y quemar más grasa, por lo que es recomendable realizar los desplantes con un ángulo de la rodilla de aproximadamente 90 grados, los glúteos se comenzarán a contraer y serán utilizados en el ejercicio. Si no bajas lo suficiente, el ejercicio se concentrará en los cuádriceps o muslos y no obtendrás los beneficios de trabajar tus glúteos.

Los desplantes son una gran opción para incrementar tu nivel de actividad durante el día. No se necesitan aparatos y puedes hacer desplantes en la casa o en el trabajo. Es importante recordar que debes asesorarte con un entrenador o especialista en la materia para realizar este tipo de ejercicios.

Un ejemplo es el desplante en tijera:

Inicia con posición de tus piernas en tijera.

Baja la pierna trasera, descendiendo tu cuerpo con cuidado, situando la mayor parte de tu peso en la pierna de enfrente sin que ésta despegue el talón o punta del piso y cuidados que tu rodilla no pase de la línea imaginaria con la punta de tu pie.

Mantén tu tronco recto en todo momento. Regresa a la posición inicial y cambia de pie o sigue trabajando el mismo y después sigue con la otra pierna.

Realiza 12 repeticiones con cada pierna.

Deja un comentario