Blog
Por: Regina Falanche

Hidrátate lo necesario el día de la carrera

Desde finales de los 70 hasta los 90, todos creíamos que los atletas debían beber lo más posible durante una carrera, especialmente en época de calor.

Científicos del deporte y la American College of Sports Medicine apoyaban la noción de que cualquier pérdida de peso consecuencia de deshidratación ocasionaba una baja en el rendimiento de resistencia.

 

 

Un consejo es beber cuando tengan sed- no como una idea preconcebida, o un programa artificial que muy probablemente sea errónea, como algo correcto

Un consejo es beber cuando tengan sed- no como una idea preconcebida, o un programa artificial que muy probablemente sea errónea, como algo correcto

La vieja creencia era que la pérdida del 2 por ciento del peso corporal equivalía a una baja de 2 por ciento en rendimiento.

El cúmulo de investigaciones en los últimos años muestra que beber para mantener el peso corporal no era beneficioso para el rendimiento, de hecho, era hasta peligroso.

Este consejo ha resultado en múltiples muertes relacionadas con el ejercicio en maratones durante los últimos 20 años, causadas por hiponatremia, la cual resulta por beber en exceso y también causaron a muchos un pobre rendimiento en eventos de larga distancia tales como IRONMAN, maratones y carreras de ultra-distancia.

De hecho, ahora sabemos que la persona más deshidratada de la carrera es típicamente el ganador- muchas veces experimentando hasta una pérdida del 10 por ciento del peso corporal.

Un consejo es beber cuando tengan sed- no como una idea preconcebida, o un programa artificial que muy probablemente sea errónea, como algo correcto.

No hay razón para creer que es “demasiado tarde” para empezar a beber, pero sí requiere algunos cambios en cómo un atleta piensa respecto a los fluidos y cómo él o ella entrenan.

Todos los entrenamientos deberían, en parte, ser sesiones de ensayo para ponerle atención a la sed. Lo mismo debe hacerse en las carreras.

 

Deja un comentario