Blog
Por: admin

¿Quién es Dalia Aliphas?

Recuerdo a mis 7 años ver a mi papá terminar el maratón de Boston. Su cara pálida, tembloroso, casi no podía caminar y tenia la sonrisa mas grande que yo había visto. Había logrado un récord personal rompiendo las 3 horas.

 

No entendía como era posible que sintiera eso. Sentir esa satisfacción. Yo solo metí ese momento en mi memoria, en mi “bucket list” y se quedó bien guardado. En ese momento mi papá se volvió mi inspiración.

A mis 30 años, después de dar a luz a Maya, mi segunda hija, empecé a trotar en la máquina del gimnasio. Me di cuenta que correr me hacia sentir mas fuerte, viva, sana, feliz. Poco después, escogí el maratón de Austin y bajé un entrenamiento de internet. Fui una corredora muy cumplida pero tan solo catorce días antes del maratón, me baje de una banda y no podía caminar sin dolor. Estaba desgarrado mi aductor derecho por sobrecarga en el entrenamiento y tenia que cancelar todo: avión, hotel, meta…

El reposo de seis semanas fue obligatorio pero antes de volver a correr me inscribí al maratón de San Francisco. Cinco meses después crucé el Golden Gate Bridge y la meta de mi primer maratón con 3hrs 55minutos y una gran sonrisa en mi cara.

Dos semanas después de San Francisco me embaracé de Mijal, mi tercera hija. Por la cesárea, no pude correr hasta tres o cuatro meses después de dar a luz. Varios amigos estaban entrenando para el triatlón de Xel Ha (noviembre 2011) y decidí buscar una bici y al mejor entrenador que pudiera encontrar ya que faltaban dos meses para la competencia y nunca había nadado o rodado como deporte.

Lo único que le pedí a Mario Salazar (mi Coach) era que tomara en cuenta que tenia que amamantar cada tres horas. Y así entrene, entre toma y toma.

Acabé el triatlón olímpico en 2:46, llegando en cuarto lugar de mi categoría y justo a tiempo para abrir el cierre de mi trisuit y darle leche materna a mi bebe!

Con el maratón de Boston siempre presente en mi cabeza y el apoyo incondicional de mi esposo, mi intención era entrenar lo necesario hasta lograr calificar.

En junio 2012 corrí mi segundo maratón. Cruce la meta de San Diego en 3:33 calificando para Boston 2013. Sobra describir mi felicidad, orgullo y emoción. En julio hice mi segundo triatlón olímpico en 2:35 y en noviembre corrí el maratón de Philadelphia en 3:22, calificando para Boston 2014.

En plena temporada fuerte de entrenamiento para el maratón de Boston, regresó el mismo dolor en mi aductor derecho. Tuve que poner en la balanza la decisión de ir o no al maratón.

Había luchado mucho por el derecho de participar en Boston y decidí que para mi era más importante cumplir con esta meta que hacer mi mejor tiempo.

Boston 2013 fué una experiencia inolvidable. A pesar de mis dolores terminé bien, 3:45. Apenas empezábamos a festejar cuando escuchamos los dos bombazos… y probablemente se convirtió en el maratón mas triste de la historia. Pero esa, es otra historia.

Por ahora, entreno para competir en el triatlón de Veracruz este 24 de Agosto y planeo regresar a correr Boston 2014.

Cuando me despedí de mi hijo de 7 años para viajar a Boston, su único encargo fue la playera del maratón…. Y que felicidad sentí! Así como mi papa lo hizo conmigo, yo también espero inspirar a mis hijos. Espero inspirarlos a fijarse metas positivas, metas SANAS en sus vidas y sobretodo, a luchar “a tope” por ellas…

Circuito empresarial 14,

Interlomas, Edo. Mex.

Tel. 52902183 y cel. 5555089185

 

 

 

{fcomments on}

Deja un comentario