Noticias
Por: Daniel Cruz

Javier Gomez Noya debuta en distancia Ironman con un 2do lugar y sub 8 horas.

El español Javier Gomez Nota, 5 veces campeón mundial de triatlón en la distancia olímpica, se estrenó este domingo en un Ironman con un segundo puesto en el Ironman Cairns (Australia) y una gran marca por debajo de las ocho horas, a un minuto y 40 segundos del ganador, el neozelandés Braden Currie.

A la salida del agua se había formado un grupo líder con 5 triatletas liberados por el  estadounidense Tim O’Donnell, que salió el primero con un parcial de 48:54, seguido, a un solo segundo, por el australiano Clayton Fettell, Javier Gómez Noya y el neozelandés Braden Currie. El australiano Casey Munro se les unió poco después.

Currie, un ironman experimentado que marcó un fuerte ritmo, en torno a los 44 kilómetros por hora, al comienzo del tramo ciclista y se adelantó unos segundos a los otros cuatro.

Gómez Noya marchaba muy concentrado en el cuarteto perseguidor, sin dar relevos al principio, en una táctica precavida propia de un debutante, pero hacia el kilómetro 60 asumió responsabilidades para atrapar a Currie.

A medio recorrido del ciclismo el grupo líder era formado por 11 hombres, del que se adelantó el francés Denis Chevrot y luego el sudafricano Terenzo Bozzone, que dejó la bici en primer lugar tras cubrir los 180 kilómetros en 5h13:12, pegado a Chevrot. El español acabó séptimo con un parcial de 5h14:04, a 52 segundos de los líderes.

La carrera a pie situó en cabeza a Bozzone y a Currie, pero por detrás Gómez Noya progresaba rápidamente. En el quinto kilómetro ya estaba a 38 segundos y en el octavo se situaba tercero, persiguiendo en solitario a los escapados, a quienes dio caza en el kilómetro 14.

Gómez Noya había llegado a la situación ideal a esas alturas de prueba, pero en terreno desconocido. Bozzone no aguantó su ritmo de carrera y se quedó a solas con Currie.

Por el kilómetro 30 Currie aceleró el ritmo y se fue unos metros por delante de Gómez Noya, que empezaba a notar los estragos de la distancia y a pagar los esfuerzos realizados al comienzo del maratón para alcanzar a los primeros.

Currie fue aumentando la diferencia hasta ganar la prueba en un tiempo de 7h54:55. Fue el primero de la historia que bajaba de las ocho horas en Cairns, y poco después Gómez Noya fue el segundo en hacerlo, un minuto y 40 segundos después, seguido de Bozzone (8h00:06).

El ganador había batido el récord de la prueba australiana, que estaba en poder de Josh Amberger desde el año pasado con 8h02:17.

De esta manera, el español arranca con el pie derecho una prueba que en definitiva veía como algo que le iba a exigir todo de si. Ahora, debe concentrarse en la fecha del

13 de octubre en la que se disputará

en Kona (Hawai) el Mundial de la especialidad, donde las condiciones climatológicas extremas convierten la prueba en la más dura del mundo Ironman.

Fuente: La Voz de Galicia

Deja un comentario