Noticias
Por: Daniel Cruz

La extraña enfermedad de los triatletas: la fibrosis miocárdica.

La extraña enfermedad de los triatletas: la fibrosis miocárdica.

Si bien es cierto que la realización de ejercicio físico ha demostrado en numerosas ocasiones dar lugar a diversos beneficios a nivel de salud general, el exceso del mismo puede llegar a causar problemas.

Ese es el caso de los triatletas, los cuales parecen afrontar un mayor riesgo de una afectación cardíaca llamada fibrosis miocárdica, según se afirma en una investigación que será presentada en la próxima Reunión Anual de la Sociedad de Radiología de América del Norte.

Un mayor riesgo en triatletas hombres, pero no en mujeres

Cabe destacar que, según los resultados de esta nueva investigación, la afección cardíaca habría sido significativamente mayor en triatletas masculinos, pero no en mujeres. Asimismo, dicho riesgo se asociaría de manera directa con la cantidad de ejercicio realizado por estos individuos.

Esencialmente, la fibrosis miocárdica da lugar a una cicatrización del músculo del corazón. Esto implicaría una afectación de los ventrículos cardíacos, las zonas responsables del bombeo de la sangre. Si la enfermedad progresa, puede dar lugar a una situación conocida como insuficiencia cardíaca, en la cual el corazón no es capaz de cubrir sus necesidades de bombeo sanguíneo.

Para este trabajo, los investigadores estudiaron a un grupo de triatletas donde se incluían 55 hombres con una edad media de 44 años y 30 mujeres con una edad media de 43 años.

Por qué se produce fibrosis en el corazón de los triatletas

Según Starekova, habría varios factores posibles a tener en cuenta para relacionar la cantidad de ejercicio con el riesgo de fibrosis miocárdica. Por un lado, una presión arterial sistólica más elevada debida al ejercicio puede provocar un aumento de la masa del músculo cardíaco y, además, realizar más ejercicio expondría al triatleta a un mayor riesgo de miocarditis o inflamación del músculo cardíaco. Ambos factores combinados con el aumento repetido del estrés sobre la pared del ventrículo izquierdo darían lugar a este daño cicatricial en el corazón.

Por otro lado, Starekova sugiere algunos factores responsables de la posible diferencia en el riesgo de fibrosis miocárdica entre los triatletas masculinos y femeninos, como por ejemplo la diferencia de testosterona entre ambos, aunque en el estudio no se pudo comprobar el mecanismo exacto por el cual se desarrollaba esta situación cicatricial en el corazón de los atletas.

En el futuro, los investigadores pretenden realizar estudios de seguimiento a largo plazo para intentar vislumbrar si se producen otros eventos cardiovasculares en los triatletas que puedan explicar el desarrollo de la fibrosis miocárdica.

Artículo completo: https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20171121/263724257_0.html

 

 

Deja un comentario