Noticias
Por: Daniel Cruz

La ITU celebra 10 años de las Series Mundiales de Triatlón.

Hace una década se disputaba la primera Gran Final de Campeonatos Mundiales de Triatlón ITU, con el nombre Dextro Energy Triathlon, en Gold Coast. Diez temporadas más tarde, la Gran Final de la Serie Mundial de Triatlón regresa a Australia convocando a los mejores triatletas del mundo.

Cuatro triatletas destacados de dos naciones europeas han dominado la competencia masculina desde 2009; los españoles Javier Gomez Noya y Mario Mola y los hermanos británicos Alistair Brownlee Jonathan Brownlee. Sin embargo, en el evento inaugural de la serie desarrollado en Tongyeong, Corea del Sur, fueron un australiano y un neozelandés quienes se disputaron el máximo honor de la serie. Bevan Docherty y Brad Kahlefeldt protagonizando una final electrizante.

Desde 2009, el escenario cambió de protagonistas y llegó el turno del espectáculo Brownlee – Gomez. Alistair triunfó en Londres antes de adjudicarse el título mundial en Gold Coast. Gomez lo secundó pero luego se coronó campeón mundial en 2010, tras adjudicarse dos medallas de oro y dos de plata en las últimas cuatro carreras, asegurándose así, una posición cómoda en el ranking.

Gomez luego fue tercero, ubicándose detrás de Alistair y su hermano menor Jonny en 2011. La dupla británica compartió el podio en cinco carreras y ganó en seis de las ocho competencias del año.

Jonny Brownlee ganó su primer título general de la SMT en 2012 cuando se definió en la Gran Final de Auckland una de las temporadas más abiertas hasta la fecha. El oro de la carrera fue para Gomez, pero Brownlee se quedó con el título de todos modos, gracias a su segunda posición en la competencia. Desde entonces, los españoles han dominado indiscutiblemente la competencia masculina. En 2013, Javier Gomez se redimió para luego defender el título dos veces, siempre bajo la amenaza de su compatriota Mola. En 2015, durante la Gran Final de Chicago, el segundo puesto de Gomez le dio su quinto título en Campeonatos Mundiales, hazaña que nadie ha logrado igualar.

En la temporada 2016, fue Mola quien se convirtió en el mejor triatleta, y se adjudicó el título por una ventaja de solo cuatro puntos. En 2017 fue campeón nuevamente luego de cuatro triunfos y un tercer puesto en la Gran Final de Rotterdam.

La competencia femenina, por su parte, ha dado posibilidades a más triatletas en estos diez años, y únicamente 3 mujeres defendieron sus títulos en este lapso.

En 2009, el título inaugural fue para la australiana Emma Moffatt, que fue coronada frente a su público en Gold Coast gracias a una final electrizante en la última competencia del año, en la que superó a Lisa Norden (SWE) y le quitó la corona mundial. Moffatt retuvo el título luego de la Gran Final de Budapest en 2010, en una temporada en la que muchas triatletas tiuvieron la oportunidad de quedarse con los honores, como Nicola Spirig (SUI), Andrea Hewitt (NZL), Paula Findlay (CAN) y la misma Norden.

Luego de ganar las tres primeras carreras de 2011 con gran estilo, la canadiense Paula Findlay sufrió un revés al lesionarse y dejó las puertas del Campeonato abiertas para la británica Helen Jenkins que se quedó con el título de la Serie.

Lisa Norden finalmente tuvo su oportunidad en 2012, cuando finalizó la temporada tras ganar en Estocolmo y Yokohama y así poder quedarse con el título mundial. Del mismo modo en que los hermanos Brownlee dominaron la competencia masculina en 2013, las británicas Non Stanford y Jodie Stimpson controlaron la femenina, a pesar de los embates de la americana Gwen Jorgensen. Stanford ganó la Gran Final de Londres para sellar su título mundial frente a un público delirante.

Jorgensen no debió esperar mucho para que llegara su momento. Luego de que la británica Stimpson ganara las dos primeras carreras de la serie en 2014, la estadounidense se quedó con el oro en cinco de las seis carreras restantes, incluyendo la Gran Final de Edmonton. Así ganó su primer corona mundial, hazaña que repitió en 2015, cuando triunfó en siete de diez carreras de la Serie.

En una de las temporadas más memorables hasta hoy, Flora Duffy (BER) ejecutó la carrera de su vida en la Gran Final de Cozumel e impidió que Jorgensen ganara un tercer título. Duffy se llevó el trofeo a Bermuda y se convirtió en la estrella de su país. En 2017, Duffy ganó seis de nueve carreras en su defensa del título y se estableció como una de las triatletas más grandes de todos los tiempos.

¿Quién sumará su nombre a la lista de campeones en 2018? La estadounidense Katie Zaferes y la británica Vicky Holland están separadas por tan solo 34 puntos. En cuanto a los hombres, Mario Mola supera ampliamente al australiano Jacob Birtwhistle y al francés Vincent Luis, aunque como sabemos, todo puede pasar en una Gran Final.

Deja un comentario