Blog
Por: Alejandra Frias

¿Cómo se relaciona correr con la salud de las rodillas?

El running sirve para mucho más que colgarse la medalla finisher tal como lo constató una investigación científica realizada en los Estados Unidos. Un estudio elaborado por un equipo multidisciplinario de la Universidad de Brighman Young en Utah comprobó que correr largas distancias de 15 a 42 kilómetros demora el surgimiento de patologías degenerativas de las articulaciones como la artrosis u osteoartritis ya que evita que se desgaste el cartílago del extremo de los huesos.

De acuerdo a lo publicado en la revista European Journal of Applied Physiology, siempre que se trate de deportistas adultos y sanos, correr largas distancias no inflama las rodillas debido a que las moléculas pro inflamatorias actúan de forma inversa al reducirse después de la actividad física.

“Esto tiró por la borda la creencia que aseguraba que correr largas distancias era dañino para las rodillas, lo cual podría ser un mito. Nuestro estudio no indicó que los fondistas son más propensos a la osteoartritis que cualquier otra persona. Al contrario, los resultados revelan que el running podría servir como factor de prevención”, explicó el doctor Matt Seeley, máximo responsable de esta investigación llevada a cabo en la Universidad de Brighman Yung en Utah, Estados Unidos.

Los médicos evaluaron los niveles del líquido de la articulación de la rodilla de un grupo de corredores constatando que correr largas distancias previene los dolores de rodillas.

La muestra abarcó a quince corredores –hombres y mujeres sin lesiones de 18 a 35 años- a quienes les extrajeron líquido sinovial con muestras de suero tanto antes como después de un entrenamiento de treinta minutos.

Fuente: http://www.eldepornauta.com.ar/running-rodilla-lesion-maraton/

Deja un comentario