Blog
Por: Alejandra Frias

¿Como mantener la calma durante una crisis en la natación?

Una de las peores cosas que puede hacer un nadador de aguas abiertas sin experiencia es entrar en pánico durante la natación. Esto se aplica en el entrenamiento y en el día de carrera.

Puede ser que la visibilidad se vea restringida, que el agua esté fría o que haya cientos de atletas nadando juntos. Sin embargo, estos extremos no deben ser temidos y se deben afrontar con la mentalidad correcta, son cosas que pueden y deben ser superadas para disfrutar de la natación en aguas abiertas.

Un aspecto clave aquí es centrarse en la respiración y mantenerla estable como cuando se nada en la piscina. En el momento en que se empieza a entrar en pánico, el patrón de respiración va a cambiar. Lo mismo ocurre con la brazada, mantenerla suave y coger agua correctamente con cada tracción es fundamental.

Si se entra en pánico en plena carrera simplemente se debe tomar un tiempo para intentar relajarse, si es posible una solución fácil es irse a nadar a un lateral, fuera del curso principal, dónde están todos los nadadores y dónde vamos a encontrar un poco de agua clara y vamos tener un poco más de espacio para uno mismo, dejarse flotar en el agua por un tiempo hasta haber recuperado la respiración y se esté listo para continuar. Respirar aquí es crucial.

Adapta tu técnica de natación ligeramente para las aguas abiertas, sobretodo hay algunas cosas a tener en cuenta en lo que a técnica se refiere:

  • Hacer la brazada ligeramente más alta que en la piscina, para mantener el impulso hacia adelante en agua picada.
  • Seguramente tendremos un lado fuerte para respirar, por el cual solemos hacerlo de manera automática. Si es así, es realmente útil aprender cómo respirar por el lado débil por si las olas vienen por el fuerte, esto reducirá la cantidad de agua que vayamos a tragar.

Fuente: Triatlón Noticias

Deja un comentario