Blog
Por: admin

Mi vida en el triatlón

Antier cumplí dos años de estar viviendo en el Centro de Alto Rendimiento, lo que significa que he estado más de una décima parte de mi vida, entregado totalmente a este deporte, con el mínimo de distracciones y con la mejor calidad de alimentos e instalaciones.

Hace dos años no me imaginaba que iba a haber cambiado como lo he hecho, pero me gusta la transformación que me ha hecho el estar viviendo aquí. No solo he adquirido conocimientos gracias a los dos años que llevo estudiando la licenciatura en Ciencias del Deporte a distancia, también a los tres niveles que estoy por terminar como entrenador de triatlón avalado por la Unión Internacional de Triatlón, además he sido conferencista en dos exposiciones, he asistido a tres jornadas técnicas de la federación mexicana, escrito y dado entrevistas para diferentes páginas de Internet, convivido con personajes únicos de gran calidad que llevan toda la vida dedicándose a hacer crecer este deporte… por otro lado, he leído libros de Morris, Huxley, Hesse, Fromm, Orwell, entre otros, de manera virtual, más algunas biografías de atletas como Michael Phelps y Lorena Ochoa, sin contar algunos libros de aventura, superación personal y técnicos del triatlón y deporte en general… Hace dos años no sabía, ni me imaginaba toda la información que existe sobre el deporte, y ahora estoy consciente que se sabe mucho, pero hay demasiadas cosas por saber todavía.

No hay día interno aquí que no agradezca la oportunidad de poder vivir de la manera más feliz que he vivido en mi vida; haciendo deporte, estudiando, durmiendo mínimo 8 horas (promedio de 10hrs jeje) y leyendo todos los días… aunque hay algunos sacrificios, el de no poder ver a los antiguos amigos como me gustaría, el de estar lejos de la familia… pero el poder estar los sábados en la tarde-noche nadando todavía y pensar en dormir temprano porque el domingo vamos a rodar 100 km en Hidalgo, hasta me pongo feliz ahorita. Se tienen muchas facilidades para hacer los entrenamientos de la mejor manera y sin mencionar que la alimentación es la que necesita nuestro cuerpo para poder rendir de la mejor manera, puede que sea siempre lo mismo de arroz, pasta y pollo… pero ¿qué más necesita el cuerpo como gasolina? Simplemente aquí se vive como un triatleta profesional debería querer vivir.

Estando interno, tenemos metas cada año sobre nuestro rendimiento en pruebas específicas, viéndolas muy difíciles a principio de temporada, pero poco a poco se van viendo más cerca… he cumplido cada objetivo propuesto desde antes del tiempo pronosticado en varias ocasiones. Iniciando temporada ponemos mínimos de viajes en competencias internacionales, los dos años, he viajado a más competencias de este tipo, sin llegar a lo máximo posible o lo mejor que sería el campeonato mundial, pero se han tenido varias oportunidades más de las mínimas pronosticadas, como el campeonato panamericano, lo que habla de una buena evolución en mi desarrollo como atleta. Recuerdo también que la cantidad de horas y kilómetros a la semana lo veía muy difícil, de hecho me tardé algunos meses en acostumbrarme a la carga de entrenamiento, pero hoy en día, soy de los más aptos a cargas fuertes de entrenamiento y más cuando se trata de intensidades medias/altas… se ha ido por buen camino, sabiendo controlar la relación entrenamiento-descanso y cuidando cada detalle para no estar enfermo y evitar cosas que pueden ocasionar no entrenar algún tiempo, soy triatleta 24 horas al día los 7 días a la semana…

Pero no todo se puede controlar, estando aquí también he sufrido lesiones, malos resultados o no los esperados, por el lugar/tiempo que se iba… pero cada que caigo, hay personas que me ayudan a salir adelante y con la cabeza más en alto, con nuevas expectativas y mayor motivación para trabajar con todo, regresando a los goggles, la bici y los tenis mucho más fuerte y mucho más feliz que antes. Es una vida dura para algunos, pero si realmente se esta hecho para esto, es la mejor vida posible. Disfruto de cada entrenamiento a la hora que sea, de la disciplina que sea, los kilómetros que toquen, y de cuidar la alimentación lo mejor posible, además del descanso y equilibrarlo con la escuela y cosas personales, disfruto mi vida como creo que no muchos sabrían hacerlo.

Además de la parte relacionada al deporte, en lo que más he crecido como persona, ha sido en la capacidad de redactar páginas con varios objetivos, desde febrero comencé a escribir, sobre lo que pasa en mi día, algunos sueños, historias inventadas y no, teniendo el objetivo de escribir a diario dos cuartillas. Por diversas cosas, entre ellas que no estaba convencido realmente de hacerlo, no tenía esa constancia y escribía 5 días sí y 2 días no y así, pero ya llevo casi dos meses escribiendo dos cuartillas al día, lo que serían 120 páginas con promedio de 500 palabras cada una, y todo es original y sale de mi mente, con ayuda de mis sentimientos y consejos que me han dado, me he podido desarrollar más en este ámbito, sin querer ser escritor de profesión ahorita, pero me estoy abriendo un campo grande y fuerte en mi vida, además de que es muy divertido escribir historias diferentes cada día.

En estos dos años he estado en muchos viajes por diferentes ciudades, incluyendo Cuernavaca, Veracruz, Zacatecas, Durango, Ciudad del Carmen, Cancún, Mazatlán, Puerto Vallarta, Nuevo Vallarta, Valle de Bravo, Ixtapa, Jojutla, Ixtapan de la Sal, Tulancingo, Huatulco, Mexicali, Tequesquitengo, Monterrey, Fresnillo, Pachuca, Cazones, Hermosillo, Ciudad Obregón, entre otros en México, y fuera en Lima (PER), Sao Pablo, Villa Velha y Vitoria (BRA)… y este año, vamos por más.

Yo no sería igual de feliz sin las personas que diario me impulsan a ser mejores, principalmente gracias a mi familia por el apoyo, no solo en pagar algunos gastos, comprar barritas, gatorade, y artículos de higiene personal, sino por la educación que me dan a diario para luchar por conseguir mis metas, y siempre hacerlo de la mejor manera, con compromiso, disciplina, comunicación y respeto hacia todo. Gracias a mis dos papás por igual, por estar al pendiente y ayudarme en mi crecimiento general como persona. A mis hermanos por el aguantarme con mis bromas aún estando lejos, a mis abuelos porque me encanta platicarles lo que hago en mis viajes, a los primos y tíos por apoyarme me vaya bien o mal, a mi novia por ese plus de motivación en mi vida, a mis amigos que siempre aguantan a la difícil persona que llego a ser, a Sport City Pro, mi equipo que siempre me ha apoyado de la mejor manera, a mi fisioterapeuta por estar dispuesto a ayudarme en cualquier condición y por supuesto, a mi entrenador por ayudarme a no solo ser mejor atleta, sino ser la persona que soy hoy. De corazón, gracias a todos ¡y vamos por más!

 

@ricvegacebrian

{fcomments on}

Deja un comentario