Blog, Kona
Por: Daniel Cruz

Momentos de KONA 2018 que quedarán en nuestra memoria.

Dos fotografías para la historia, por un lado la gloria de un Campeon Mundial y por otro, la gloria de cumplir el último deseo de su esposa para llegar a la meta en un excelente tiempo.  

El deporte del triatlón nos brinda estos contrastes que nos permiten estar siempre en contacto con nuestra humanidad y con el deseo de  luchar por algo con todas nuestras fuerzas. 

KAILUA KONA, HI – OCTOBER 13: Leigh Chivers competes during the IRONMAN World Championships brought to you by Amazon on October 13, 2018 in Kailua Kona, Hawaii. (Photo by Tom Pennington/Getty Images for IRONMAN)

LA MOTIVACIÓN MÁXIMA: el atleta australiano de Grupos de Edad, Leigh Chivers, vino a competir en Kailua-Kona después de un año difícil en el que perdió a su esposa Sara en enero, y a su hijo de dos años, Alfie, en junio por diferentes formas de cáncer cerebral.

Gracias a un puesto de Triatleta embajador IRONMAN, Leigh pudo completar uno de los deseos finales de Sara: correr en el Campeonato del Mundo de IRONMAN. Animado por su hijo Hugh de seis años, Leigh demostró lo mucho que merecía llegar a la meta, terminando en un tiempo impresionante de 9:25:19

KAILUA KONA, HI – OCTOBER 13: Patrick Lange of Germany passes Cameron Wurf of Australia on the run during the IRONMAN World Championships brought to you by Amazon on October 13, 2018 in Kailua Kona, Hawaii. (Photo by Nils Nilsen/Getty Images for IRONMAN)

PUÑO DEPORTIVO.- El australiano Cameron Wurf rompió su propio tiempo en el recorrdido dentro de la bicicleta a lo largo de 180 kilómetros. Eso le llevó a liderar el Campeonato Mundial IRONMAN 2018 presentado por Amazon, pero en la carrera no fue rival para el eventual ganador Patrick Lange, quien se convirtió en el primer triatleta en romper el Barrera de ocho horas en el Campeonato Mundial IRONMAN

 

Deja un comentario