Blog
Por: Alejandra Frias

Poderosos motivos con los que sentirás amor por las cuestas.

Es común escuchar a triatletas intentando esquivar todas las cuestas debido a que la mayoría de las pruebas de triatlón son en plano, pero para mejorar la velocidad en esos segmentos hay que practicar los ascensos… practicarlos mucho.

Te compartimos motivos poderosos para que lo hagas.

  1. Trabajas distintas partes de tu musculatura. Lo que te da una mayor capacidad de empuje.
  2. Al subir trabajas más músculos y se encadenan mayores movimientos. Te apoyas de los brazos, dorsales y lumbares.
  3. Luego de las cuestas, al pedalear en llano apoyado en el aerobar, notarás la transferencia de trabajo que generaste y tu cuerpo será capaz de trabajar pedaleando como una palanca.
  4. Puedes llega rápidamente a alcanzar tus sesiones de intensidad e intervalos.
  5. Trabajas tu resistencia cuando ligas varios intervalos de 10-15 segundos con fuerza máxima.

Así que ya lo sabes ¡A entrenar!

Deja un comentario