Noticias
Por: Daniel Cruz

Premio Leyenda: Gwen Jorgensen.

Dice mucho sobre un atleta cuando puede ubicarse en la categoría de “leyenda” con solo 31 años de edad. De hecho, solo le tomó a Gwen Jorgensen seis años hacer más de lo que la mayoría de los mejores triatletas profesionales han hecho en carreras que duran décadas. Desde que comenzó el deporte como adulto en 2010, Jorgensen ganó 25 eventos ITU y subió al podio en más del 60 por ciento de las carreras que participó. De hecho, solo estuvo fuera del top ten en un evento de ITU 12 veces en 65 competencias, incluyendo solo tres DNF en toda su carrera de ITU.

Ella es la única mujer en ganar un campeonato mundial después de una temporada perfecta de las Series Mundiales de Triatlón y entre mayo de 2014 y abril de 2016 no perdió una sola carrera individual de la ITU. En el mismo periodo incluyó una medalla de oro con un triunfo dominante en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Las estadísticas y los registros son casi demasiado asombrosos para comprender, así que para reducirlo a una simple visión, imaginemos la siguiente escena: ver a Jorgensen atravesar un campo de las Series Mundiales, era como ver a alguien pasando a mayor velocidad entre corredores recreativos en sus trotes de la mañana, casi como si fuera en una patineta

El año 2017 marcó dos nuevos capítulos en la vida de Jorgensen. La maternidad con el nacimiento de su hijo Stanley y su retiro del triatlón para perseguir su sueño olímpico (nuevamente) en el maratón. “He establecido algunas metas bastante locas en el pasado”, dijo Jorgensen sobre sus últimas intenciones de convertirse en la primera mujer en ganar el oro en dos deportes olímpicos diferentes. “Para mí es algo que quería probar desde que tuve las primeras ideas sobre cómo hacerlo hace unos años. Sé que voy a tener que correr grandes riesgos, pero realmente creo que soy capaz de hacerlo”.

Deja un comentario