Blog
Por: Alejandra Frias

¿Que es la variabilidad de la frecuencia cardiáca (HRV)?

La variabilidad del ritmo cardiáco es originalmente utilizado en situaciones críticas de monitoreo en hospitales y aeroespaciales. El análisis de la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) es una medida delicada y cuando se usa con cuidado puede proporcionar información valiosa sobre qué tan bien está haciendo su cuerpo el entrenamiento y la adaptación. Ahora se ha vuelto popular entre los atletas gracias a la disponibilidad de aplicaciones fáciles de usar y sensores precisos.

En el deporte las señales biológicas son frecuentemente utilizadas como herramientas para el control y evaluación de las cargas de entrenamiento o los efectos agudos y crónicos que provocan en el organismo del deportista. Uno de estos indicadores es la frecuencia cardiaca, que generalmente se mide en latidos por minuto utilizando un valor medio, pero la realidad es que la distancia temporal entre esos latidos no es constante.

La edad, el reflejo barorreceptor, la respiración, la temperatura y los cambios de postura, entre otros factores influyen en dicha variabilidad (abreviada como VFC o HRV por sus siglas en inglés). Esto es muy importante, ya que aunque en el ámbito deportivo uno de los usos más extendidos es la detección del sobre entrenamiento y el control de la recuperación a raíz de las fluctuaciones en la HRV, son muchos los factores que pueden modificarla, así que inferir con seguridad que una baja variabilidad es síntoma de sobre entrenamiento puede resultar equivocado.

Sí, podríamos concluir que la existencia de un patrón de variabilidad inadecuado podría reflejar que algo está pasando en nuestro cuerpo para producir un desequilibrio. Por lo tanto, puede ser una herramienta con mucho potencial que nos dé pie a tener en cuenta un análisis más profundo de otras variables.

Sin embargo, los productos de HRV pueden parecer engañosamente simples y de fácil acceso y es necesario que tengamos cuidado al medir e interpretar la HRV (Heart rate variability) para aprovecharla al máximo.

Es más acertado entonces utilizar la VFC ya que nos dice mayores cosas que la simple medición de la frecuencia cardiáca de mi cuerpo en reposo (FC).

Aunque se ha utilizado con frecuencia el hecho de que tener una una frecuencia cardíaca elevada en reposo significa sobre entrenamiento, no es un instrumento contundente. Además que cuando se utiliza de esa manera, usualmente el daño ya se ha realizado en el cuerpo y no sirve como prevención.

Por otro lado, la VFC proporciona una medida directa y se recomienda utilizarse como un indicador de estrés y recuperación con mayor sensibilidad para tomar decisiones y tener una advertencia mucho más temprana.

Concluimos que Frecuencia Cardiaca por minuto se refiere a la cantidad de latidos en promedio que hay en 1 minuto. Un 60 bpm puede significar que hay 1 latido por segundo o que hay 1 latido al .5 segundos y otro latido al 1.5 segundos y así sucesivamente. El VFC mide la distancia entre cada latido sin promediarlo.

Deja un comentario