Sin categoría
Por: admin

Se suman mexicanos como finishers en distancia ULTRAMAN NON STOP

Hasta hoy la prueba de triatlón más dura realizada en México; había que descubrir por qué hasta la madrugada del viernes 29 de junio sonaba imposible recorrer 10 km de natación, 421 km de ciclismo y 84.4 km de carrera “sin parar” en menos de 36 hrs.

Una lista particularmente especial; tan solo 3 personas en el mundo habían completado la distancia non-stop; mismos que fueron motivo de inspiración para los 10 participantes (9 mexicanos y 1 brasileño) para tomar la decisión de intentarlo.

Ultraman Non stop

El objetivo era uno; hacer en México un Non-Stop entre grandes atletas y buenos amigos, en el lugar que años atrás lograran el mismo reto en su modalidad “normal”: Fresnillo, Zacatecas; tal fue la noticia que llego hasta otras partes del mundo, al final el brasileño Reinaldo Bassit fue quien decidió agregar su nombre a la lista que ya integraban: Alejandro Rangel, Mario Vázquez, Mario Quintero, Oscar Haquet, Salvador Alcántara, Beto Villa, Cesar Flores y los locales Ramiro Gutierrez y Van Sánchez organizador y responsable del evento en ambas modalidades.

Los atletas se dieron cita un par de días previos para checar los últimos detalles, de lo que era para todos “la prueba deportiva más difícil a la que habian de enfrentarse”. El acuerdo fue: ir todos paso a paso, etapa por etapa, quien terminara primero esperaba al siguiente, así hasta que el último completara su distancia o decidiera detenerse, para comenzar juntos cada etapa de la prueba.

Así comenzó la odisea; eran las 03:00 am del viernes 29 de junio cuando se dio inicio a los 10 km de natación, la modalidad fue indoor en el centro acuático local, una alberca semi olímpica (25X25 mts) abierta para realizar la prueba; Van Sánchez fue el primero en salir del agua, seguido del brasileño Reinaldo Bassit y posteriormente Beto Villa; transcurridas 4 hrs sale el ultimo atleta y todos se preparan para lo siguiente; entre las 7:25 am comenzaron los 421 km de bici; el plan era si todo salía en forma, iniciar el doble maratón a las 12:00 am; pero había que concentrarse en el ahora además cualquier cosa podia pasar; quizá esta etapa fue la más complicada física, mental y emocionalmente para cada uno de los atletas; 4 vueltas a un circuito de 80km, 13 más en otro circuito de 6.7 km y los acumulados del traslado a T2 completaban el total de la segunda etapa, ¡vaya día para rodar! todo indicaba que sería una gran jornada; los acompañaba una mañana fresca, el cielo azul lleno de nubes y los bellos paisajes zacatecanos de primavera en la primera y segunda vueltas; en la tercera no todo pintaba tan bien; la lluvia hizo presencia con gran fuerza, el viento en contra, problemas mecánicos, y más factores hicieron dudar a más de uno en si se podría lograr el objetivo; varios minutos después los rayos del sol regresaron y posiblemente con ellos esa motivación para que siguieran avanzando, para el cambio de circuito solo 8 de los 10 atletas seguían en pie, fue aquí en donde los mexicanos Beto Villa y Oscar Haquet toman la decisión de retirarse del grupo.

Alrededor de las 11:30 pm regresa la lluvia; minutos después los primeros en completar la etapa son Reinaldo Bassit seguido de Mario Vázquez, había que esperar a que terminara el resto para iniciar el doble maratón, el reloj marcaba las 12:45 am cuando se completaron los últimos kilómetros, el circuito de la carrera implicaba un reto por si mismo y no solo por la distancia sino mental; 140 vueltas a un circuito de 600 metros, 1:45 am del sábado 1 de julio comenzaron el doble maratón 8 personajes con una actitud inquebrantable ante el frío y el cansancio ya acumulado que podía observarse en sus rostros; un poco más de 13 hrs para el límite de tiempo sonaban perfectas para completar esos 84.4 kilómetros, pero hasta el momento ninguno de ellos había dormido y el cuerpo les pidió a la mayoría un descanso para continuar; algunos entre trotar-caminar y otros mantenían un ritmo de competencia que al público dejaba sorprendidos, demostrando con ello que literalmente son personas de otro planeta, lucían contentos y emocionándonos tanto que los demás disfrutaban y festejaban cada kilómetro con ellos.

El resto era historia; un Non-Stop se había completado en México en menos del tiempo límite: Reinaldo Bassi, Van Sánchez, Alejandro Rangel, Ramiro Gutierrez y Mario Vazquez desde ese momento integraron la lista de las 8 personas en el mundo registradas en completar la distancia. Llevándose marcado en el corazón esa respuesta inexplicable de por que la ultradistancia te da tanto, porque es ahí que encuentras esas respuestas a grandes dudas, porque el corazón jamás se rinde y de que de verdad no existen límites.

“No habría un ganador, triunfaron todos al ser partícipes”, destacó Van Sánchez organizador y asistente de la prueba.

Cada atleta recibió un reconocimiento pensado de acuerdo a la prueba; forjadas de acero puro, hechas a mano y pintadas con el maravilloso trabajo de Rogelio Bosé.

Deja un comentario