Blog
Por: Alejandra Frias

Semillas para atletas de larga distancia.

Las semillas deben formar parte de la dieta habitual de todo deportista de resistencia, en especial aquellos que practican running, ciclismo, natación o triatlón porque aportan un alto valor energético, proporcionan un alto contenido proteico manteniendo la masa muscular y reparan los tejidos después de una competencia o entrenamiento tal como acá te contamos.

  1. Semillas de Chia:

Es una milenaria planta herbácea cuyo nombre significa fuerza brindando un alto contenido proteico similar al salmón o el pollo.

  • Contienen cinco veces más calcio que la leche, el triple de antioxidantes que los arándanos y de hierro que las espinacas.
  • Con el doble de fibra que la avena y de proteínas que toda verdura, la chia aporta el doble de potasio que la banana.
  • Las semillas tienen que tomarse hidratadas.

Beneficios de las semillas de chía

  • Aportan ácidos grasos Omega 3 que no pueden ser fabricados por el cuerpo y favorecen la salud cardiovascular y el sistema nervioso central.
  • Los ácidos grasos de la chía regularizan los niveles de colesterol y triglicéridos.
  • Son antioxidantes
  • Brindan proteínas y todos los aminoácidos esenciales.
  • Regeneran la musculatura y los tejidos. Fuente de vitaminas B1, B2 y B3.
  • Aportan minerales como fósforo, calcio, potasio, magnesio, hierro, zinc y cobre.
  • Colabora en el control del peso.
  1. Semillas de girasol
  • Las semillas de girasol son una fuente de minerales como calcio, magnesio o potasio.
  • Su combinación de ácido fólico con hierro las hace muy recomendables para consumir durante los nueves meses del embarazo.
  • Tiene un alto porcentaje de antioxidantes que combaten a los radicales libres.
  • Las semillas de girasol cubren un 76% de la ingesta diaria de vitamina E y ácidos fenólicos que le valieron el mote de antiedad por demorar los efectos del paso del tiempo.
  1. Semillas de sésamo
  • Fuente de proteínas y minerales como zinc, potasio, magnesio, fósforo y hierro.
  • La sesamina del aceite de estas semillas controla la hipertensión arterial e inhibe las células malignas de cáncer de colon.
  • Ayuda a eliminar líquidos, disminuyendo la hinchazón abdominal y reduce la sensación de stress, depresión e insomnio. Es recomendable ingerirlas bien molidas hasta que se forme una pasta homogénea.
  1. Semillas de lino

Herramienta eficaz en la lucha contra el sobrepeso, sus 28 gramos de fibra cada 100 gramos de semilla de lino otorgan sensación de saciedad.

  • Ayudan a lograr una mejor circulación sanguínea.
  • Aportan vitaminas E, B1, B2 y B6.
  • El lino es un diurético depurativo natural cuyos ácidos grasos Omega 3 y 6 nivelan el colesterol.
  • Benefician a las funciones cardíacas; cerebrales, digestivas e instentinales.
  1. Semillas de amaranto
  • El amaranto es hiperproteico conteniendo un 20% e proteínas que equivale a casi el doble que cualquier otra semilla.
  • Aporta carbohidratos.
  • Posee lisina que es un aminoácido esencial que absorbe el calcio.
  • Estimula la hormona de crecimiento.
  • Las hojas de amaranto tienen más hierro que la espinaca.
  • Aporta vitamina A y C, calcio, fibra y magnesio aunque siempre hay que comerlas hervidas.

Fuente: El Depornauta

Deja un comentario