Blog
Por: Alejandra Frias

Sugerencias para cuidar tu alimentación al viajar para competir o entrenar.

Uno de los problemas con los que nos enfrentamos cuando debemos ir a competir fuera de casa es ¿Cómo nos alimentaremos los días previos? Viajar y alimentarse de forma saludable no está peleados entre sí.

Te comentamos algunos consejos para que tomes las mejores buenas decisiones de nutrición cuando viajes para disputar una prueba.

La realidad es que la práctica, planificación y experiencia juegan un papel muy importante en la alimentación.

De entre las comidas del día, el desayuno es de lo más fácil de hacer mal, ya que es muy fácil decantarse por una opción rápida y menos saludable que por una más nutritiva.

Una buena elección es llevarse el desayuno habitual de viaje para comerlo en el aeropuerto o camino. Una idea puede ser: Yogur griego bajo en grasas con 100g de lino, 100g de semillas de cacao, 100g de cerezas y 100 g de granos de pistacho. Es un desayuno nutricionalmente muy equilibrado.

Pasar demasiadas horas sentado puede provocar retención de líquidos en las piernas. Una buena opción para contrarrestar es elegir alimentos que no sean demasiado salados. Una receta de que nos puede servir es pechuga de pollo en salsa de tomate acompañada por quinoa y arroz.

Otro elemento clave en los viajes largos es la hidratación. Por ello, es recomendable asegurarse de beber medio litro de agua cada hora aproximadamente.

Los paquetes individuales de nueces sin sal y frutas se consideran unas de las mejores recomendaciones para los snacks entre comidas.

3 consejos para alimentarse correctamente mientras se viaja

  1. – Tener los alimentos que van a necesitarse cada vez que se viaje. Hacerlo significará que no caeremos fácilmente en la tentación y el estrés de no saber qué comer ni dónde.
  2. Evitar los bajones de azúcar.- La idea es no dejar demasiado tiempo sin comer alimentándonos cada 2- 3 horas.
  3. Decantarse por lo fácil.- Las comidas más convenientes “on the go” son las ensaladas pre-envasadas y los frutos secos, semillas y las barritas de cereales de buena calidad. Además, no dejar fuera las frutas ya que nos aportan vitaminas, fibra y minerales.

Deja un comentario