Noticias
Por: Daniel Cruz

Terenzo Bozzone regresa a la actividad después de su accidente en julio.

Terenzo Bozzone estuvo involucrado en un accidente de tránsito en que lo golpearon mientras entrenaba en Nueva Zelanda. Resultó con lesiones graves incluyendo una conmoción cerebral y una cavidad ocular rota. Su bicicleta quedó partida en dos por el impacto.

Bozzone se considera muy afortunado de haber sobrevivido al accidente, pero ahora, cinco meses después, se dirige al IRONMAN 70.3 Western Sydney (25 de noviembre) para realizar su dramático regreso a las carreras.

“Mi 2018 comenzó a tope y rugiendo. Gané IRONMAN Nueva Zelanda en marzo, un par de otros 70.3 en Argentina, México, Busso y tercero en IRONMAN Cairns, así que las cosas se veían muy bien y optimistas para Kona. Estaba realmente entusiasmado con la forma en que comenzó el año, pero cuando me accidente en la bicicleta realmente cambió la trayectoria de las cosas y mi perspectiva. Agradezco a mis estrellas de la suerte todos los días que estoy vivo y aquí para estar con mi familia. La vida es una cosa muy frágil a veces, seguro estoy de eso”

Bozzone sabe que el mundo estará observando su regreso aunque él sabe que se encontrará en una situación física insuficiente, pero espera que la emoción de estar de vuelta con sus compañeros haciendo lo que ama y el apoyo de sus seguidores australianos le dará un gran impulso.

“IRONMAN 70.3 Western Sydney será mi primera vez que voy a estar en la línea de salida en una carrera desde el accidente. Estoy un poco inseguro de qué esperar. Probablemente necesito dar un paso atrás de mis formas de lucha habituales en las que voy esperando nada más que lo mejor y solo establecer metas pequeñas hasta que pueda volver a retomar el ritmo de las cosas. Con la falta de ejecución y  práctica, siento que me falta un poco, pero estoy realmente emocionado de estar en la línea de salida y ser parte de la acción nuevamente”.

Deja un comentario