Noticias
Por: Daniel Cruz

Terenzo Bozzone tiene éxito en su primer evento desde que sufrió un grave accidente.

En su primer evento competitivo desde su accidente del 3 de julio, donde fuera atropellado por un camión mientras entrenaba en Nueva Zelanda y que lo dejó gravemente hospitalizado, Bozzone triunfó de nueva cuenta en el Ironman 70.3 Western Sidney.

Para Bozzone fue un viaje a lo desconocido y llegó a Australia con la esperanza de que su cuerpo respondiera al desafío de correr a nivel de élite y recordara lo que se suponía que debía hacer el día de la carrera.

Completó el nado de 1.9 km, la bicicleta de 90 km y la carrera de 20 km en tres horas, 43 minutos y 26 segundos, más de dos minutos antes que el australiano Sam Appleton, segundo clasificado.

Bozzone se sometió a una cirugía para reparar una cavidad ocular rota después del accidente, pero cuatro semanas después, volvió a su bicicleta.

El jugador de 33 años esperaba regresar al campeonato mundial en Hawai en octubre, pero no pudo recuperarse de las lesiones a tiempo.

“A pesar de que los últimos cinco meses han sido inesperados y menos que ideales, todavía estoy vivo, me recuperaré por completo y volveré a competir en la cima de mi juego. Puede que no sea mi mejor fin de semana, pero no estaré lejos del mismo”, dijo entre semana.

Tras su éxito en este medio Ironman, Bozzone planea presentarse en Ironman Western Australia el próximo domingo para probar su cuerpo en la distancia completa Ironman.

Deja un comentario