Noticias
Por: Daniel Cruz

Tokio utilizará nuevos dispositivos para limpiar la bahía antes de los Juegos Olímpicos.

Después de fuertes lluvias, las aguas residuales no tratadas y que a menudo desembocan en el agua desde el otro lado de la ciudad, el verano pasado se encontraron bacterias E. coli y otros microbios en la bahía.

El gobierno metropolitano está mejorando su capacidad para duplicar su capacidad de purificación actual.

Odaiba Marine Park en Minato Ward albergará el triatlón de los Juegos Olímpicos y los Juegos Paralímpicos, así como la natación en aguas abiertas para los Juegos Olímpicos. El Comité Organizador y el gobierno metropolitano probaron durante el periodo de julio a septiembre del año pasado, que es el mismo periodo en el que se realizarán las pruebas olímpicas. El resultado fue que de las pruebas realizadas, la cantidad de E. Coli supera el límite aceptado para el triatlón hasta en 20 veces.

La mala calidad del agua fue causada por 21 largos días de lluvia, la segunda racha más larga registrada, en agosto pasado. El 80 por ciento del sistema de alcantarillado es un “tipo combinado”, que trata las aguas residuales y el agua de lluvia juntas. En caso de fuertes lluvias o largos períodos de lluvia, las plantas tratan grandes cantidades de agua de lluvia y de aguas residuales al mismo tiempo. Si la capacidad de una planta se excede de su capacidad, las aguas residuales no tratadas y el agua de lluvia se liberan al océano o a los ríos.

De las 13 plantas de tratamiento, en 6 de ellas deben instalarse aparatos de purificación rápidos ya que son las que más impacto tienen en los niveles de contaminación de la bahía.

Los nuevos dispositivos podrán eliminar tantos contaminantes como los dispositivos actuales. El gobierno metropolitano planea operarlos antes de que comiencen los Juegos.

Tokio también está construyendo un almacenamiento subacuático para que el agua pueda ser contenida ahí durante fuertes lluvias y no sobrepase la capacidad de las plantas durante fuertes lluvias. Se cree que es necesario un espacio para albergar 1.7 millones de metros cúbicos para una lluvia intensa. A fines del año fiscal 2015, se habían construido 1,14 millones de metros cúbicos. El Gobierno Metropolitano quiere construir 260,000 metros cúbicos adicionales para el comienzo de los Juegos Olímpicos. Espera que estas medidas, así como la instalación de los dispositivos de purificación rápida, puedan reducir significativamente la cantidad de descarga no tratada.

“La calidad del agua es motivo de preocupación, pero esperamos que para los Juegos Olímpicos hayamos logrado una calidad de agua estable. Queremos que los Juegos Olímpicos sean una oportunidad para fomentar y disfrutar de los deportes acuáticos y al aire libre en la bahía de Tokio”.

Deja un comentario