Noticias
Por: Daniel Cruz

Tres meses después de que su corazón se detuvo durante un triatlón, Cristopher Camden vuelve a competir.

Christopher Camden colapsó justo antes de la línea de meta en el triatlón Sprint del Patriot en el Parque de Eventos Jamestown Beach en Virginia, Estados Unidos el 10 de septiembre.

Su esposa, la Dra. Teresa Camden, doctora de medicina deportiva, esperaba en la línea de meta mirando por encima del hombro para ver si su esposo se aproximaba a la línea de meta. Fue solo después de escuchar a un paramédico decir el nombre de su esposo, que se dio cuenta que algo andaba mal. Para su horror, de que Christopher era el triatleta inconsciente que todos corrían a socorrer.

“Estuvo fuera ocho minutos completos, sin latido; sin respiración “, recordó su esposa. Después de ser llevado a hospitales en Williamsburg y Newport News, aterrizó en el VCU Medical Center, donde se sometió a un doble bypass el 12 de septiembre.

Camden fue dado de alta del Centro Médico VCU en la mañana del domingo 17 de septiembre. Esa tarde, comenzó a sentirse mareado de nuevo.

Teresa lo hizo acostarse, se desmayó en el instante. “Vi una luz. Entonces vi una cruz de oro. Me resucitó mi esposa “, dijo.

El personal de respuesta médica lo llevó rápidamente al Hospital Henrico Doctor. Al día siguiente, fue trasladado al Centro Médico VCU, donde se reabrió su pecho y recibió tratamiento por una hemorragia interna, dijo Christopher. Él permaneció hospitalizado hasta el 5 de octubre.

A pesar de sus dificultades, Christopher se considera afortunado.

Después de todo, su colapso inicial, que se produjo cerca de la línea de meta, fue muy cerca de donde estaba mucha ayuda disponible para ayudarle. Y en su segundo colapso su esposa estaba a punto de dejarle solo porque debía ir a surtir las recetas médicas de su esposo. “Me siento bien … estoy corriendo, aunque es un ritmo de 10 u 11 minutos por milla, estoy lento pero a nadie le importa. Además, seguramente estoy aumentando mi resistencia cardiovascular todo el tiempo”, dijo. “Solo el saber que puedo moverme, eso es inspirador”.

Todavía está en rehabilitación, pero se siente más fuerte de otras maneras. Regresó a trabajar el 6 de noviembre.

Él cree que su historia puede darle esperanza, inspiración y aliento a otras personas que pueden estar pasando por lo mismo.

“Simplemente ha sido muy esclarecedor. Creo que el Señor está trabajando en mi vida”.

Fuente: http://www.richmond.com/news/local/three-months-after-his-heart-stopped-during-a-triathlon-christopher/article_b1fa6b40-d992-5716-8063-4dc6afcb3809.html

 

Deja un comentario