Noticias
Por: Daniel Cruz

Un gran salto para Javier Gomez Noya, este domingo debuta en Ironman Cairns.

Por fin llegó la hora para que Javier Gómez Noya se presente a la cita con su destino. Esta prueba parecía tan lejana pero a la vez inevitable. El español anunció hace varios meses que su objetivo en 2018 sería dominar la distancia Ironman y este fin de semana tendrá su primer gran prueba en el Ironman Cairns en Austrialia.

Fotografía: Enrique Limón Franco | Trimexico

El mejor triatleta del mundo quiere lograr en octubre su primera aproximación a una meta que le aguarda como se espera a los conquistadores, con una mezcla de inquietud, ganas y respeto.

“Es una prueba con una tradición tremenda. He estado un par de veces viéndola y es algo especial, mueve mucho” comentó el español.

Con sus 35 años a cuestas, Gómez Noya afronta este nuevo reto en su carrera con la misma valentía con la que logró ser 5 veces campeón del mundo de la ITU. Siempre le ha tocado vivir con la mala suerte en los Juegos Olímpicos, especialmente perderse la cita en Río cuando llegaba en su mejor momento y tuvo una lesión apenas 1 mes antes. El español menciona que todavía no le cierra la puerta a la prueba de Tokio, pero reconoce que es complicado regresar a sus tiempos más veloces.

“Es difícil volver atrás, es complicado volver a correr rápido, pero no lo descarto. Algún año tenía que ser el punto de inflexión. Me apetecía cambiar a la larga distancia, ver cómo responde el cuerpo a los entrenamientos dándole más importancia a la bicicleta”.

En su desafío hay algo especial que le mueve, enfrentarse a nuevas figuras para él, conocer a sus nuevos adversarios: Frodeno, Patrick Lange, Lionel Sanders, Sebastian Kienle, entre otros.

No ha dejado nada al azar, precisamente por esa inquietud de enfrentarse a lo desconocido. Aunque él mismo ha llegado a confesar que la cantidad no lo hace más duro, pues la calidad de los entrenamientos para las distancias más cortas, es mucho más lesiva.

“Es una sensación de cansancio diferente. Aquí es menos intensidad, pero más desgaste. Las sesiones en bici de seis horas claro que son duras, pero también lo era cuando tenía que hacer 10 series de mil metros en la pista”

El Ironman de Cairns es también el Campeonato Asia-Pacífico. Cuenta con terreno ondulado y clima similar al de Kona, es por eso que el español lo eligió.

Deja un comentario