Noticias
Por: Daniel Cruz

Un padre de familia agrede a un oficial de un duatlón infantil en España.

El pasado domingo, Miguel Ángel Díaz García, presidente del Triatlón Clavería de los Mostoles, se encontraba en la zona de transiciones del duatlón escolar en España ayudando a los pequeños a descolgar las bicicletas del soporte cuando se dio el suceso. Ni siquiera había premios o medallas esperando tras la meta. Apenas una competición formativa, niños de siete y ocho años en sus primeros pasos en el triatlón, participaban para practicar en un duatlón. 

“Todo ocurrió en 30 segundos. Es difícil de explicar. Un padre enfurecido nos echa en cara a mí y a uno de los voluntarios que no ayudábamos a su hijo. Se coló en la zona de ‘boxes’ con un ‘estoy aquí porque me sale de las pelotas’, en actitud agresiva”, relata el momento previo a la agresión. “Se fue calentando… hasta que me agarró por los hombros y me dio un cabezazo que me tiró al suelo”. Un golpe brutal que provocó la fractura del tabique nasal y un traumatismo craneal a Miguel.

A Miguel, un entregado a la causa del deporte del triatlón, le preocupa menos su nariz que la imagen proyectada. “Esta no es la filosofía del triatlón”, repite varias veces. También le ha costado hacer públicos los hechos, aunque se animó finalmente para usar su ejemplo de altavoz. “Que la gente entienda que esto tiene consecuencias, incluso penales“. Y graves. Hasta a dos años de cárcel se enfrenta el agresor, “un desequilibrado” al que el presidente del Clavería no había visto jamás. Tampoco son justas las consecuencias para el menor, cuyo club, otro de los más potentes de la Comunidad de Madrid, ha decidido expulsar tras el altercado protagonizado por su padre.

La Federación Española de Triatlón analiza las posibles modificaciones al reglamento que deban de hacerse para proteger a los oficiales en próximas pruebas.

Deja un comentario