Noticias
Por: Daniel Cruz

Una pareja de triatletas intercambiaron su luna de miel en la playa por el Championship e Samorin y Challenge Roth.

Una pareja, que se casó durante una prueba Challenge, también eligió dos pruebas de Challenge Family para realizar su luna de miel: Fueron al Championship en Eslovaquia y asistirán a Challenge Roth en Alemania.

Esta pareja está loca por el triatlón, nadie tiene dudas al respecto. Planearon una luna de miel al mismo nivel de su afecto por el deporte: los dos triatletas buscaban las carreras de Challenge Family en las que se unirían para su luna de miel. Fue entonces cuando descubrieron a Samorin en Eslovaquia en junio, y un mes después, a Roth en Alemania.

Una vez que formalizaron el matrimonio, actualizaron sus entrenamientos para intensificar sus esfuerzos rumbo a su luna de miel.

Cuando se les preguntó por qué se casarían en un evento de triatlón, los dos fueron categóricos: “Nuestro amor comenzó durante las secciones de entrenamiento de natación, es justo celebrar todo durante una competencia de triatlón, en la que todas las categorías deportivas se unen en forma de triatlón.”

Los dos se conocieron entrenando natación y descubrieron que tenían muchas cosas más de afinidad aparte del triatlón. Fue entonces cuando emezaron a desafiarse a si mismos.

“Cuando me pidió que me casara, bromeó diciendo que me casaría solo si hacía un triatlón completo: 3.8k de natación, 180k de ciclismo y 42k de carrera: yo me obligué a hacerlo”- confiesa Raquel.

La pareja comenzó a salir hace cuatro años, Rachel ya estaba entrenando para triatlones mientras que Rodrigo era simplemente un novato en proceso de enamorarse del deporte.

“Somos grandes compañeros en el entrenamiento y uno ayuda al otro, cada uno con su propio ritmo”, revela Raquel.

Deja un comentario