Dom. Jul 3rd, 2022

Aquí algunos tips Triméxico para cuidar nuestros pies:

No solemos prestar la atención que merece el cuidado de nuestros pies y como triatletas es la principal parte de la “maquinaria”, los responsables principales de producir el impulso necesario para desplazarnos y los que soportan y amortiguan el impacto de cada zancada. Nunca es tarde para retomar unos buenos hábitos y empezar a cuidar tu principal herramienta de traslación:

1.-Elige bien tu calzado: No seleccionar zapatos sin sujeción, materiales artificiales, en ocasiones demasiado rígido, a veces poco adecuados para nuestra pisada o poco convenientes si tenemos que desplazarnos andando a nuestro lugar de trabajo. No solemos pensar en la importancia de los zapatos hasta que tenemos un problema y si no vigilas este aspecto lo tendrás.

2.-Visita a podólogo: Al menos una vez cada dos o tres meses se debe ir al podólogo, pues ejercen otra importante labor para nosotros como eliminar las durezas y callos producto de las continuas fricciones e impactos de la carrera. En los principales lugares de apoyo suele endurecerse la piel y por ello es recomendable cada cierto tiempo rebajar su grosor. Así mismo el limado de uñas es fundamental, incluso esta opción de limado suele ser mejor que recurrir al cortaúñas habitual aunque se necesita paciencia si lo hacemos nosotros.

3.-Asistir al fisioterapeuta para enfocarse en la fascia de los pies: Toda la tensión producida por la estabilización e impulso es absorbida en gran parte por los músculos del pie. Además, de que un masaje en gemelos y soleos pueden disminuir la tensión de la fascia plantar es aconsejable también un masaje directo sobre esta zona que nos aliviará inmediatamente.

4.-Automasaje y estiramientos de la fascia plantar: En casa mientras vemos la tele además de automasajearnos los pies también deberíamos introducir unos ejercicios muy sencillos: Estiramientos de la fascia plantar: de rodillas en el suelo, los pies detrás de las mismas con los dedos de los pies en contacto con la superficie del suelo, mantenemos la posición al menos 30”. También podemos recurrir a la típica pelota de tenis o adquirir una específica para este uso y hacerla rodar durante unos minutos de manera que masajeamos y estiramos la fascia a la vez.

5.- Mantener tus pies hidratados: Usa una crema específica para pies. Apuesta por las enriquecidas con urea (propiedades queratolíticas), aliviará la sequedad y las molestias dejando una sensación de suavidad y elasticidad en tus pies.

 

Aprende a cuidar tus pies en 5 pasos
Aprende a cuidar tus pies en 5 pasos

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X