Dom. Oct 24th, 2021

Otro de los triatletas que le ha sacado provecho al aislamiento es Henri Shoeman, sudafricano que alcanzó el séptimo lugar del ranking en 2019.

Su actual rutina de natación se limita a 45 minutos día por medio en la piscina de su casa. El largo período sin competencias ha abierto una ventana inesperada para Schoeman, permitiéndole enfocarse en su técnica pedestre y fortalecerse luego de un tratamiento por tendinopatía en el talón de Aquiles en el mes de enero.

La SMT de Abu Dhabi se pospuso y Sudáfrica entraba en cuarentena; una prueba de tiempo en pista (5km) de 14m16s en condiciones adversas indicaba que iba en la dirección adecuada, pero luego, el coronavirus regresó a su vida.

“Tuve la suerte de enterarme que se posponía Abu Dhabi justo el día antes de viajar. Estaba unas dos semanas retrasado en mi entrenamiento, pero el plan y el enfoque de este año era fortalecerme”, afirmó Shoeman, primer triatleta sudafricano en subir al podio olímpico (bronce en Río 2016).

“Abu Dhabi iba a ser un paso más hacia un mejor estado físico, y después tenía que fortalecerme para los Olímpicos. Obviamente, quería correr para ver cómo iba todo, pero pensábamos mucho en Bermuda y Yokohama.”

La emoción de saber que el evento de la SMT de Hamburgo se programó para septiembre se mezcla con la incertidumbre con respecto a posibles restricciones para viajar. Por eso, por ahora, Schoeman encuentra felicidad en cocinar junto a su nueva esposa, y trabajar en su nueva casa.

 

 

 

“Hemos estado preparando recetas de un programa que se llama ‘The Kitchen on the Food Network’ y haciendo pizzas o hamburguesas los sábados. También he estado trabajando en la casa porque de repente tengo todo el tiempo del mundo para hacer estas cosas. De hecho, me he convertido en un experto en braai (asado sudafricano)”, afirmó el triatleta.

X