Sáb. Jun 22nd, 2024

Cuando el entrenamiento es una de tus prioridades, es conveniente alimentarse de comidas repletas de proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono complejos que pueden darte un plus de gasolina para antes de empezar el ejercicio. Así que echa un vistazo a estas opciones que van a contribuir a la causa.

Plátanos con miel y crema de cacahuate

Los plátanos son una fuente de energía ya que está cargados de carbohidratos simples que ayudan a dar un combustible al cuerpo (óptima función de nervios y músculos), esto se debe a su porcentaje considerable de potasio. La crema de cacahuate tiene una gran cantidad de proteínas siendo excelente para los deportistas. Además, se puede dar un toque dulce a esta comida con la inclusión de miel, cuyo alimento es igual de benéfico.

Manzanas con almendras y pasas

Las manzanas cuentan con fibra, mientras que las almendras poseen grasas monoinsaturadas que van a frenar el apetito sin necesidad de sentirte lleno, por lo que resulta ideal sino se tiene mucha hambre. Las pasas son una buena fuente de azúcar natural. Asimismo, los frutos secos contienen proteínas vegetales que resultan excelentes para los músculos durante el entrenamiento.

Tortilla de huevo con pan integral

Los huevos son un superalimento, cuentan con proteína de alto valor biológico, de pocas calorías, fósforo, zinc, selenio, Omega-3, carotenoides y vitaminas. Además, los hidratos de carbono de digestión lenta procedentes del pan integral serán suficientes para brindar energía durante el entrenamiento.

Yogur griego con avena y arándanos

La avena y los arándanos proporcionan hidratos de carbono de digestión lenta para poder alimentar al organismo en el entrenamiento, por lo que resulta idóneo consumir una o dos horas antes del ejercicio intenso. Por otro lado, el yogur proporciona un porcentaje significativo de proteínas para evitar la degradación muscular.

Así que ya tienes una variedad de comidas para antes de ejercitarte, tan solo elige la que más se te antoje.

X