Lun. Jun 24th, 2024

En algunas ocasiones, varios triatletas cometemos el error de llamar “Ironman” a toda prueba que sea de media o larga distancia. Entendiendo por “media distancia” el hecho de recorrer 1.9 kms a nado, 90 en bicicleta y 21 kilometros de carrera. Y como “larga distancia” lograr completar 3.8 kms de nado, 180 de bicileta y terminar corriendo un maratón.

Una prueba de estas “confusiones” es la que sucede en el Triatlón Vitoria-Gasteiz en la Península Ibérica. Este triatlón NO es una prueba Ironman aunque suele llamársele de esa manera. En el caso de la prueba vasca es justo dar al evento el nombre y la identidad que merece.

Las pruebas de triatlón se han llevado a cabo en Vitoria-Gasteiz desde 1986 cuando fue la primera ciudad en España en celebrar un triatlón junto con Santander y San Sebastian.

Sin afán de generar polémica, es justo decir que las pruebas Ironman son una excelente prueba de organización, participación de triatletas y calidad en sus eventos.

Pero el Triatlón Vitoria-Gasteiz tiene otra magia por si misma. Es única, irrepetible e incomprable. Existen algunas razones que fueron citadas por nuestros compañeros de Triatletas en Red que enumaremos a continuación:

  • Una ciudad, Vitoria, que respira triatlón durante el fin de semana con un Ayuntamiento volcado en el evento y en el cuidado de los atletas. Muestra de ello, el triatleta vive la prueba como en pocos lugares, fuera del País Vasco, se puede vivir. El aliento del público en la carrera a pie es uno de los secretos para llegar a meta. Más potente que cualquier gel.
  • No hay grandes estrellas, y los atletas de élite que participan no suelen ser los más mediáticos del lugar. Raramente una figura de los circuitos mejor dotados económicamente se dejan caer en Vitoria. Este aspecto dota de mayor protagonismo al atleta popular y la organización lo sabe.
  • Por méritos propios el Triatlón Vitoria-Gasteiz se ha convertido en un referente nacional y es uno de los fijos en el calendario de los atletas. Son muchos los que repiten año tras año.
  • Dos distancias propuestas aseguran la compatibilidad de objetivos entre aquellos que quieren o pueden ponerse a prueba en la larga distancia o los que prefieren la media distancia. La distancia no es una excusa para disfrutar de este evento.
  • El ADN Vasco. Me remonto aquí al primer punto pero seguro es uno de los aspectos que hacen especial este evento. Los vascos viven el deporte de una manera especial y ese espíritu se contagia en cada metro de la prueba. Algo sin duda diferencial y único, dificil de recrear. No es cuestión de presupuesto, es genética.

Fuente: http://triatletasenred.sport.es/actualidad/triatlon-vitoria-2017/

 

X