Select Page

Conocí a un IRONMAN…¿A un qué?

Conocí a un IRONMAN…¿A un qué?

Siempre pensé en tener algo mío, soy una mujer que poco expresa…por lo que se me ocurrió tener un blog, algo simple pero que me permita, además de tener lo mío,expresarme. Una vez que decidí escribir un blog, surgió la siguiente pregunta: De que voy a escribir?, por suerte, conocí a Juan…y ahora sé…

En agosto 2012 conocí a Juan, un chico simple, divertido y extrovertido. Apenas lo vi me llamo la atención y pensé que podía ser un buen prospecto así que hablamos…lo primero que pensé fue: “Uy, se depila! Obvio no es para mí” claro, un pensamiento muy vacío…pero siempre me gustaron los hombres bien machos. Seguimos hablando y me comento que era IRONMAN, no le di importancia…para mí el IRONMAN no era más que una película. Consecuencia de esa charla… empecé a salir con un Juan, el IRONMAN.

Salir con Juan fue divertido. Siempre teníamos de que hablar, me hacia reír, el tenia sus cosas, yo las mías era muy casual para ambos, cosa que era muy buena para los dos: Él no quería una novia, yo no quería un novio Mexicano. (Soy Argentina: Si me caso con un mexicano me tengo que quedar a vivir en México para siempre? Y si tenemos hijos vamos a tenerlos en Argentina?, muchas preocupaciones que no tenía en mente tener). Mientras salíamos empecé a tratar de entender un poco que es lo que hacía, sus entrenamientos, sus carreras, etc…nunca supe nada de deportes, y en la práctica, siempre fui muy mala, los deportes no son lo mío; jamás se me paso por la mente que una persona podía estar más de 4 horas seguidas haciendo deporte, así de poco sabia.

Cuestión, el tenía sus entrenamientos, sus carreras, sus triatlones, su todo. Había carrera de embolsados? Él se anotaba, en todo, pero de nuevo…todo iba bien, salíamos sin intenciones de nada serio.

Como todo en la vida llega, a nosotros nos llegó, el cariño, el amor, y al principio nos asustamos, pero nos dejamos llevar y nos comprometimos en una relación, nos pusimos de novios y hablamos, de deporte, de sus tiempos, de los míos, de nuestras cosas, todas. Me dijo que lo iba a dejar por no aguantar el ritmo, de que si yo no hacia deporte iba a ser muy difícil, en fin, de que la relación no iba para ningún lado. Decidimos no adelantarnos y disfrutar el momento.Mi pensamiento era ¿Qué le pasa a este chico que no vamos ni una semana de noviazgo y ya quiere que lo deje?, le dije que si nos queríamos…íbamos a hacer que funcione.

Fuimos muy compatibles desde el principio en un montón de cosas…hasta que aparecía el deporte, y de nuevo nos separábamos. Pero todo estaba bien, yo lo quería e iba a aguantar lo que sea…estaba para apoyarlo. Siempre.

…. continuará

La historia le pertenece a Ángeles de Tomasi

http://mujerdeironman.blogspot.mx/

Tw: @adtomasi

{fcomments on}

Deja un comentario

Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

Video Destacado

X