El cuidado del pie en el triatleta - Trimexico

Menú

El cuidado del pie en el triatleta

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Es básico hacer un trabajo de tonificación, fortalecimiento y movilidad de los músculos y articulaciones del pie.

Cada vez tenemos más asumido que para mejorar en triatlón es importante el trabajo de la fuerza general y específica y el realizar horas de gimnasio para poder rendir mejor y lesionarnos menos, cuando hasta hace poco años esto era algo impensable o pensábamos que era una pérdida de tiempo dedicar tiempo a esto cuando podríamos emplearlo en hacer más metros en la piscina, más horas de bici o en correr algunos kilómetros más de carrera a pie a la semana.

Es decir, los conceptos van cambiando y poco a poco se le va dando más importancia a otro tipo de cosas, que nos hacen rendir más y mejor.

 

 

Es básico hacer un trabajo de tonificación, fortalecimiento y movilidad de los músculos y articulaciones del pie.

Es básico hacer un trabajo de tonificación, fortalecimiento y movilidad de los músculos y articulaciones del pie.

El trabajo del pie, no es algo que tengamos demasiado integrado todavía, pero sin duda es algo fundamental que también nos hará ser capaces de convertirnos en mejores triatletas a largo plaza y a evitar lesiones, por supuesto.

Uno de los tips Triméxico básicos es conseguir que la musculatura y las articulaciones de nuestros pies sean fuertes y eficientes, como hacemos con el resto de la musculatura del cuerpo.

Para esto, es vital que estimulemos la propciocepción de nuestros pies, y esto se trabaja descalzándonos.

Uno de los factores que vuelven nuestros pies vagos y debilitan la musculatura intrínseca del pie es la amortiguación en el calzado, y por desgracia (para el pie) se abusa de este tipo de calzado, tanto para correr como de uso diario.

El hecho de colocar una capa demasiado gruesa de “material” entre nuestros pies y el suelo hace que la musculatura y estructuras articulares de los pies tengan que trabajar menos porque ese trabajo de amortiguación ya se hace por algo externo, ajeno al pie, y con el paso de los meses y de los años, si no se trabaja de forma específica, el pie acaba por convertirse en una estructura realmente débil.

Este trabajo específico consiste en “liberarnos” frecuentemente cuando podamos del calzado para darle vida y estímulos a los pies, ya sea acostumbrándonos a estar descalzos en casa, a hacer unos pocos minutos corriendo descalzo tras nuestra sesión de entrenamiento si tenemos cerca césped o similar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.


Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

X