Mié. Nov 30th, 2022

El pasado sábado, dos triatletas que competían en el Campeonato Mundial IRONMAN 70.3, realizado en St. George, Utah, fueron golpeados por un auto.

 

Esto sucedió durante la etapa de ciclismo, de acuerdo a reportes de los organizadores y de los medios de comunicación.

“Los dos ciclistas fueron golpeados alrededor de las 11 horas mientras rodaban en el triatlón, recibiendo ‘serias lesiones en el cuerpo’, de acuerdo a un documento”, reportó el diario local Salt Lake Tribune.

“Uno de los accidentados tenía problemas para respirar cuando llegaron los paramédicos llegaron y la otra tenía un brazo roto que requirió un torniquete”.

Al parecer, la conductora venía bajo los influjos de marihuana.

“El conductor de 68 años de edad dijo al policía que acababa de fumar marihuana esa mañana y que traía narcóticos en su carro, de acuerdo al documento”, continuó la historia en el diaro.

Testigos del incidente mencionaron que la señora al volante no obedeció a la gente que dirigía el tráfico durante el IRONMAN 70.3. La conductora fue arrestada tras el accidente.

IRONMAN publicó el siguiente comunicado:

“Estamos al tanto de un incidente que ocurrió durante la parte de bicicleta del segundo día de competencia en el Campeonato Mundial IRONMAN 70.3 2022, que involucró a un automóvil y dos atletas. Ambos atletas fueron transportados a un hospital cercano donde continúan recibiendo tratamiento. El bienestar de nuestros competidores es primordial y estamos agradecidos por el trabajo del personal médico y la policía local. Deseamos a ambos atletas una recuperación completa y rápida y continuaremos apoyándolos a ellos y a su familia. Todas las consultas adicionales deben dirigirse a las autoridades locales de la ciudad de Washington”.

Uno de los atletas involucrados en el accidente, Mark Aaron Evans, publicó (o hizo que alguien publicara por él) detalles sobre el accidente en su cuenta de Instagram ayer.

“Fui alcanzado por un auto en la milla 20 del ciclismo”, escribió.

“Estoy muy incómodo necesitaré cirugía en mi brazo, pero estaré bien”.

Tras la cirugía Evans posteó.

“Estoy bien, se ve mucho peor de lo que es”, dijo en un video.

“Iba a unas 30 millas por hora y un automóvil entró en la pista… ella se detuvo frente a nosotros y pude elegir entre la puerta del lado del pasajero y la escotilla trasera. Cogí la escotilla trasera, atravesé el cristal de atrás y me arranqué un trozo de piel bastante grande del brazo. Recibí dos transfusiones de sangre y acaban de sacarme de la cirugía, así que no creo que me dañen los nervios del brazo… Estaré bien, no pierdas ni un minuto más preocupándote por mí. ”

X