Dom. Jul 3rd, 2022

Momento de victorias repetidas para los flamantes ganadores del Ironman Florianópolis, donde Eduardo Sturla (ARG) en un candente final completó su cuarto triunfo en esta competencia y del lado femenino Amy Marsh (USA) conquistó su su tercer Ironman.

La preparación de Sturla viene desde más atrás, cuando entre otras cosas compitió en el Ironman de South Africa donde obtuvo el sexto puesto. Con 3 conquistas a cuestas (2001,2008 y 2009) Sturla era uno de los firmes candidatos a repetir el triunfo, pero en esta ocasión las cosas iban a estar por demás complejas. Entre los competidores, se encontraba Oscar Galíndez, tambien oriundo de Argentina y con 3 conquistas en el mismo evento (2003- 2006 y 2007). Dando talla se encontraba otros corredores, como Chris McDonald, Ezequiel Morales y Santiago Ascenco.

Del lado femenino se planteaban de entrada unas cuantas favoritas, Amy Marsh ,Lucie Zelenkova , Hillary Biscay, Maria Soledad Omar entre otras conocidas.

La competencia aglutinó 1823 competidores (de los cuales 1650 estaban en la partida). El dia se presentó fantástico, soleado y prácticamente sin viento, con una temperatura de unos 18 grados, ideal para un Ironman.

Un tema particular de esta competencia fue el fallo completo del sistema de tracking de tiempos y un muy pobre seguimiento de la competencia online, lo que se tradujo en reiterados errores informativos a lo largo del evento.  Esto se ha traducido en que los tiempos en los resultados del Ironman Brasil 2011 sean completamente erróneos.

En la natación un grupo compacto de unos 10 triatletas encabezan rápidamente la competencia, de donde surge primero Luiz Paiva que liderará por una buena fracción del ciclismo hasta que la presión de los punteros cambian las posiciones. Con una excelente natación, surge entre ellos Lucie Zelenkova incluso por delante de Eduardo Sturla, Ezequiel Morales, Chirs McDonald y Oscar Galindez que vienen pegados dentro del pack de cabecera.

En ciclismo comienza a surgir la presión de la carrera. Sturla, cuyo punto fuerte es el ciclismo impone su ritmo en la carrera, intentando dar alcance a Paiva, escala posiciones y logra la punta hacia la mitad de la etapa. Entretanto a sus espaldas suceden cambios lo amenazarán de ahí en adelante: el brasileñoGulherme Manocchio viniendo de menos a más comienza descontar posiciones al punto que sobre la mitad de la carrera rebasa a Galindez que perseguía Sturla y queda en segundo lugar a segundos de Sturla. Hacia el final de la etapa, Manocchio está apenas a 1 minuto de Sturla y ambos alejados de Galíndez en 4 minutos.

En la etapa femenina sucede un cambio de posiciones de manera similar, Amy Marsh comienza a liderar la etapa en las dos terceras parte de la carrera, relegando a Zelenkova a apenas 1 minuto y monedas detrás de ella seguidas por Ariane Gomes.  Amy Marsh llegará primera al área de transición que Sturla mantuvo un ritmo parejo para seguir liderando la etapa. No obstante, Manocchio comienza lentamente a acercarse a Sturla, seguidos más de lejos por McDonald, Galíndez, Ascenco y Morales.

Sobre el km 38, la diferencia entre Sturla y Mannochi se había angostado a solamente 27 segundos, pero un contundente contrataque Sturla aumenta el paso yendose a la meta y obteniendo su cuarta victoria. Le fue preciso mantener un ritmo sobre el final cercano a 2:50 para lograr esta proeza.

“Esto aquí es algo increíble. No podía imaginar que pudiera, pero es una recompensa por todos los sacrificios que he hecho,  para conseguir algo diferente hay que hacer algo diferente por eso entrené más. Estaba muy cansado y pensé que no iba a llegar. De todos modos, estoy contento de entrar a la historia de la competencia, no es fácil ganar cuatro veces una competición como esta “, dijo Sturla.

Manocchio, por su parte estaba muy contento. El año pasado quedó séptimo y su esfuerzo casi quiebra la hegemonía extranjera en la disputa masculina del Ironman Brasil: “Me entrené cinco meses, especialmente en ciclismo lo que había sido mi punto débil. Eso dió sus frutos, pues salí segundo en la corrida donde me siento más a gusto. Intenté forzar las posiciones en los últimos kiómetros pero sufrí de muchos dolores. Fue una de mis mayores alegrías de mi vida”

Del lado femenino, Amy Marsh aprovechó la pequeña brecha en la etapa de ciclismo que amplió durante la corrida, permitiéndole llegar a la meta con más holgura que su contraparte masculino. “Fue una prueba muy dura y la parte decisiva fue el ciclismo ya que no anduve muy bien en el agua. Me encantó estar aquí, porque el público te apoya todo el tiempo y no para de gritar. Quería participar el año pasado pero perdí el plazo de inscripción. Este año lo hice en diciembre del 2010″.

By admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X