Entregar el Alma - Trimexico

Menú

Entregar el Alma

Entregar el Alma
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La triatleta tapatía Maru Barrera fue a Niza con el peso de ser la única seleccionada mexicana en participar por México en el Campeonato Mundial Iroman 70.3, edición 2019.


La tapatía sabe lo que es sufrir en este deporte que tiene la costumbre de llevar al cuerpo a la máxima exigencia y cuando ya no quedan fuerzas y tu cerebro manda ordenes de: stop, buscar entre lo más recóndito de tu espíritu, sacar la energía para volver a activar el motor.


Maru ha pasado por meses muy largos en relación a las horas de entrenamiento, pero a la vez muy rápidos.
La belleza de Niza contrasta con la pesadilla en que puede traducirse esta competencias que tiene en su primera fase meterse a un mar de tanta corriente en donde tienes que buscar no rezagarte tanto.


El sonido de arranque es exacto, son las 7 de la mañana en Francia, Maru se mete entre un grupo de triatletas europeas, definitivamente mejor adaptadas a este tipo de competencias.
Hay que ignorarlas por el momento, la meta es nadar en la fuerte corriente en una salida que está ubicada prácticamente en un risco: Maru toma su ritmo de 1:32 minutos por cada 100 metros, así tramita todo su nado hasta completarlo en 29 minutos y 17 segundos.

Maru Barrera, Ironman 70.3 World Championship, Niza


La transición de este tipo de eventos es rápida, Maru la hace en 2:42, porque la distancia para tomar la bici es larga; hay que deshacerse del bañador para estar lo más cómoda posible.
La ruta en Niza es como cualquier etapa de ciclismo en Francia, tiene subida, es una ruta muy angosta, en donde las bajadas son peligrosas, porque las curvas no tienen ni por equivocación peraltes y tienes que pedalear y dejarte ir en el descenso con una velocidad alta que te requiere toda la experiencia tomada por años.

 

Maru Barrera, Ironman 70.3 World Championship, Niza


Maru siempre ha sido guerrera, aventada ¿ó intrépida?, pero esta vez, todo será puesto a prueba, la líder, una suiza que se come el asfalto lleva una ventaja de locos, es Daniela Ryf, que nadó impecable, salió en la primera oleada y en la bicicleta mete un ritmo muy fuerte; Barrera inicia los más de 80 kilómetros de ruta a 37 kilómetros por hora, cuando llega a los 36 baja hasta sólo 14 por las subidas y termina a 40 kilómetros por hora, parando el crono de la segunda etapa en 3:01:01 horas para un acumulado de 3:32:59.


Su transición vuelve a ser clara, nítida en técnica, todo ordenado, impecable y se adentra a la última etapa: el medio maratón, 21 kilómetros, en un escenario que es bellísimo, pero ¿a quien carajos le importa eso, cuándo tienes que meter tu mente en un ritmo de carrera?
Maru empieza a correr a las 11 de la mañana, cuando el sol comienza a ser fantástico para el turismo pero una losa para las competidoras, la tapatía no está excenta de ello.
Maru no desfallece, completa la prueba en un tiempo aceptable de 1:40:27, mientras la suiza gana el oro con tres minutos de ventaja y Maru concluye en el sitio 41 del mundo en la distancia con tiempo acumulado de 5 horas 15 minutos y 59 segundos, cuando el reloj en Niza está a un minuto de marcar la una de la tarde.
Maru termina con la frente en alto, segura que su trabajo ha sido bueno, que su bautizo de fuego lo ha pasado.

Maru Barrera, Ironman 70.3 World Championship, Niza

 

TEXTO de : CARLOS ROMERO

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.




Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

X