Dom. Oct 24th, 2021

Sam Holness, a través del deporte, ha podido no solo desarrollar su confianza y autoestima, sino también mejorar sus habilidades sociales.

 

Holness, de 28 años, empezó a hacer triatlón para demostrar que tener autismo no es un inconveniente para ello.

«El autismo es mi súper poder», asegura Sam, quien también es conocido como ‘’Super Sam’’.

Y su gran reto es competir en el Campeonato del Mundo IRONMAN en 2022 o 2023 y convertirse, así, en el primer triatleta con autismo en completar esta mítica prueba.

«Después de ser diagnosticado con autismo a los cuatro años, los psicólogos aconsejaron a mis padres que establecieran expectativas de vida bajas para mí. Tuve la suerte de que mis padres desafiaron esta opinión y nunca se dieron por vencidos conmigo. Ahora sé de dónde heredé mi perseverancia y mi filosofía de vida de luchar siempre por sobrevivir y no morir», explica Holness, quien, para empezar a hacer historia, el pasado sábado compitió en el Mundial IRONMAN 70.3 que se ha disputado en St. George, en Estados Unidos.

Sam acabó la prueba en 5h 44, en el puesto 173 de su grupo de edad (25-29) y en el 1.633 de un total de 3,502 triatletas.

El triatlta originario de Inglaterra nadó en 36’59’’, pedaleó en 3h 04’52’’ y corrió el medio maratón final en 1h 53’56’’.

«El deporte se ha convertido en la plataforma para desarrollar mi confianza, autoestima y mejorar mis habilidades sociales. Aprendí a patinar sobre hielo y soy cinturón marrón en Judo. Luego, me apunté a un club de atletismo. Hice carreras de 10 km y medias maratones. Mi primer duatlón fue en 2015. Pero necesitaba algo más. Mis padres me sugirieron que probara el triatlón. El resto es historia», dijo.

«Competí en mi primer triatlón en 2016. Y en 2019 ya terminé mi primera carrera IRONMAN 70.3. Convertirme en triatleta es la mejor decisión que he tomado: como, respiro y duermo pensando en el triatlón. Es mi trabajo a tiempo completo y mi pasión. Mi objetivo: ser lo mejor que pueda, ganar medallas y motivar a otros atletas con discapacidad para que también se conviertan en triatletas».

X