Dom. Jul 3rd, 2022

Está previsto que sea en abril de 2022 cuando Lucy Charles-Barclay y Nicola Spirig intenten la meta de convertirse en las primeras mujeres en bajar de ocho horas en la distancia IRONMAN.

 

Pero la británica quiere ir más allá, pues según las últimas declaraciones de la deportista de Essex, su objetivo no solo es batir el récord femenino en los 226 kilómetros, también quiere pulverizar el masculino de 7 horas y 35 minutos que está en posesión de Jan Frodeno y que data de Challenge Roth 2016.

Es decir, para lograr esa proeza, Lucy Charles tendría que destrozar su récord propio en Challenge Roth (2019) y que supera por un minuto las 8 horas y media de competición; además, derribar la marca femenina en IRONMAN, que pertenece a Chrissie Wellington y que ya tiene una década. Así que estamos hablando de una marca con mucha solera. Mejora en trece minutos la mejor marca de Lucy Charles.

Aunado a esto, tendría que superar las 7 horas y 35 minutos de Jan Frodeno, que significaría mejorar su marca personal en 56 minutos.

X