Lun. Feb 6th, 2023

La natación es de los deportes donde el calentamiento es no solo más importantes sino que es imprescindible. Muchos al iniciar a nadar solemos tener un bajo nivel técnico y esto nos impide nadar despacio y relajados, por esto también es importante realizar un calentamiento ya que forzaremos nuestro cuerpo a distintos movimientos no usuales ni correctamente “técnicos”.

Además, algunos estilos de natación requieren de una flexibilidad notable, por ejemplo la segunda parte del nado de mariposa antes de impulsarte de nuevo. Si empezamos forzando la flexibilidad de esa zona sin un calentamiento previo, aumentamos la posibilidad de sufrir lesiones.

Junto con los ejercicios de calentamiento articular y muscular debemos realizar ejercicios de estiramientos generales de todas y cada una de las articulaciones.

Las razones son múltiples:

  • Al ser un deporte que usa principalmente el tren superior y este suele tener una mayor inactividad anterior a la actividad física en contraste con el tren inferior.
  • Al ser un deporte “anti-natural” exige movimientos articulares forzados que hacen al cuerpo propenso de mayores lesiones que en otros deportes. Por ejemplo, los movimientos que se hacen al nadar de mariposa, no son naturales comparados contra un trote.
  • Al realizarse en un entorno normalmente frio o templado, al aumentar la temperatura de nuestros músculos antes de entrar al agua nos puede evitar tirones producidos por el cambio repentino de temperatura.

 

A todas estas razones les sumamos las normales de cualquier deporte, irrigación de sangre en los músculos, activación cerebral, preparación psicológica para un entrenamiento, etc. No olvides calentar antes de cualquier práctica de natación.

X