Lun. Feb 6th, 2023

La preparación fue intensa, la anticipación inmensa y la acción estuvo a la altura de tanta expectativa.

 

El resultado fue que Gran Bretaña se adjudicara la primera medalla dorada en el debut del formato de relevos mixtos en los Juegos Olímpicos.

Alex Yee se aferró a la punta en los dos kilómetros pedestres finales y llevó a su equipo a la gloria en Tokio.

“¡Mis compañeros hicieron tanto! Ellos me dieron la punta, yo solo tuve que mantenerla”, afirmó Yee.

“Es mágico. Fueron dos kilómetros de sufrimiento, los más largos de mi vida. Quería ir a toda máquina desde el comienzo porque ya había una brecha, y por suerte funcionó”.

Jessica Learmonth había impuesto el ritmo en la primera posta, Jonathan Brownlee dio un espectáculo inolvidable para asegurar que completara su carrera olímpica con una medalla de cada color, y los dos medallistas de plata Georgia Taylor-Brown y Yee aportaron toda su fuerza para concretar la hazaña.

“Ganar el oro en los Juegos, con este equipo y después de todo lo que pasó es muy especial. ¡El trabajo fue difícil pero tan gratificante!”, aseguró Learmonth después de la carrea.

Un segmento pedestre épico de parte de Cassandre Beaugrand y Vincent Luis pusieron a Francia en buena posición para pelear por la punta, pero los esfuerzos para alcanzar a Yee en la etapa de ciclismo fueron devastadores y finalmente fue Morgan Pearson quien cruzó la meta en segundo lugar y le dio la plata a los EEUU.

“Estar en la punta da un poco de miedo, es más fácil tener gente adelante y perseguirla”, dijo Taylor-Brown.

“Cuando eres líder no sabes qué pasa atrás. De todos modos, los relevos son muy veloces, no hay tanto tiempo para entender lo que pasa, o analizar la situación. Yo tenía que hacer un buen tiempo, bajar la cabeza, todos sabíamos lo que se había que hacer hoy y lo hicimos”.

X