Menú

Pregúntate a ti mismo esto, ¿Qué es lo que me mueve a hacer un IRONMAN?

Pregúntate a ti mismo esto, ¿Qué es lo que me mueve a hacer un IRONMAN?

Es un poco preocupante cuando un atleta dice lo que siente que “debería” hacer. Si estás pensando en hacer uno porque te gusta realizar largas distancias y estás dispuesto a cumplir con las horas requeridas de entrenamiento, entonces sin duda ve por ello.

Pero si lo estás considerando porque piensas que te da validez como triatleta, entonces, como tip Triméxico, mejor reconsidera.

Ciertamente, un IM es el evento glamoroso de nuestro deporte, y presenta el último reto para muchos triatletas. Pero eso no significa que es para todos, ni tampoco significa que no eres un atleta completo si no quieres tener nada que ver con un 140.6 millas.

Considera algunas de las ventajas de carreras más cortas. En vez de poner todos tus huevos en una canasta, tienes la oportunidad de competir más seguido. (Si amas competir más que entrenar, es un plus.)

Si tu carrera sprint se ve afectada por enfermedad o lesión, puedes regresar y hacer otra unas semanas después. (Te deseamos suerte en querer entrar a un Ironman con una semana de anticipación!) Y no subestimes el valor de hacer un buen trabajo en sprints, o en los retos que presentan.

Los sprints permiten menos margen de error que las carreras largas, ya que tan solo un pequeño lapso en tu concentración y esfuerzo puede marcar la diferencia entre ganar una medalla o ver la entrega de premios desde las gradas.

Si tienes un patrocinador grande o editor de libros presionándote para hacer tu debut en un Ironman, por favor haz lo que “deberías”. En caso contrario, haz lo que te plazca.

 

TRAD: TRIATHLETE.COMPETITOR

 

 

También te puede interesar

Deja un comentario




Suscríbete

Suscríbete a nuestro mailing

* obligatorios

Video Destacado

X