Mar. Feb 7th, 2023

Cameron Wurf, quinto clasificado en Kona en 2019, que fichó por el equipo de ciclismo INEOS el pasado 31 de enero, está estos días en Andorra junto al resto de compañeros liberados de competir en el Tour de Francia que hoy finalizó con triunfo del esloveno Tadej Pogacar.

En su vuelta a tierras andorranas, acumulaba hasta diez horas y media de entrenamiento sobre la bicicleta con más de 7.500 metros de desnivel.

Según se puede ver en su GPS, el australiano ascendía puertos míticos como el de La Gallina, Envalira o La Rabassa.

El ritmo medio fue de 22’6 kms/h, y el consumo de calorías se fue por encima de las 7.800.

En total, hizo tres nuevas ascensiones: Port de Cabús, Arcalís y Beixalis.

Si los casi cien kilómetros no fueran suficientes, Wurf se subió nada más bajar de la bicicleta a la cinta de correr: media hora muy suaves. «Un poco de running en unas piernas muy cansadas».

X