Dom. Abr 21st, 2024

El subcampeón del mundo IRONMAN 2019, Tm O’Donnell, confesó que sufrió un ataque al corazón durante el CHALLENGE Miami 2021.

 

«Probablemente me faltaba algo algo más de la mitad del segmento de bici cuando ocurrió. Empecé a tener dolores en el pecho, dolores punzantes en mi brazo izquierdo, luego mi mandíbula comenzó a bloquearse… Solo sabía que no era un dolor de carrera normal. Pensé: ¿Es esto un ataque al corazón? Estaba literalmente agarrado al acople haciéndome esa pregunta en mi cabeza. Y mi respuesta fue: No estarías empujando 300 vatios si estás teniendo un ataque cardíaco en este momento», explicó O’Donnell en el último vídeo que publicó en su canal de Youtube y quien continuó la prueba del pasado 12 de marzo.

Cruzó la línea de meta en el puesto 11, con un tiempo de 2h 44’57”, a siete minutos del ganador, Jan Frodeno.

Cuando regresó a su hotel, los síntomas se agravaron con náuseas y vómitos. Después de consultar con su esposa (la tres veces campeona mundial de IRONMAN Mirinda Carfrae) y un médico, O’Donnell, que en octubre cumple 41 años, fue a un centro de emergencias.

En cuestión de minutos, se enteró de que había sufrido un ataque cardíaco conocido coloquialmente como «The Widowmaker», «fabricante de viudas» en español.

Se trata de una obstrucción de la arteria coronaria izquierda, que da lugar al infarto más letal. Hasta el punto de que es la principal causa de muerte en Estados Unidos.

De las dos principales arterias que suministran sangre al corazón, la izquierda es la más importante, porque es por la que fluye más cantidad, que llega también a más regiones de este órgano. Y cuando se obstruye, el corazón deja de recibir sangre rica en oxígeno, lo que provoca rápidamente daños en sus tejidos.

Según los especialistas, este tipo de infarto está ligado en muchos casos con la muerte súbita. Aunque algunas personas pueden recuperarse si reciben atención médica rápidamente.

O’Donnell explica en el vídeo que su arteria estaba bloqueada en un 80 por ciento cuando llegó al hospital.

Según la Asociación Estadounidense del Corazón, la tasa de supervivencia después de un ataque cardíaco de este tipo es solo del 12 por ciento cuando ocurre fuera de un hospital o centro de atención avanzada.

«Estábamos tan cerca de no tenerlo más», asegura Carfrae en el video.

O’Donnell afirma que desde marzo se ha recuperado, aunque no ha vuelto a la competición y señala que ha recibido muchas consultas sobre lo que está sucediendo.

X