Dom. Oct 2nd, 2022

El US Open de Dallas, del PTO Open, fue para Collin Chartier, de Estados Unidos, con 3h 17’17” y lo hizo “a ciegas”.

 

Con tres años en las medias y largas distancias, el triatleta estadounidense se está colocando como uno de los triatletas a seguir en Kona el próximo 8 de octubre.

Tras su triunfo en el IRONMAN Mont Tremblant de hace un mes, Chartier, de 29 años, aun no cumplidos, Chartier siguió la senda natural a la LD.

Comenzó con la corta distancia y fue a los 22 años cuando participó en Elite internacionalmente, con un puesto 19 en la Copa Continental de Clermont 2015.

En 2020 sufrió un accidente de coche que casi le cuesta la vida a él y a su familia, fue entonces cuando fijó su residencia en Gerona.

Después, el pasado año consiguió el Challenge Salou y el segundo puesto en Challenge Peguera. El domingo, en la PTO Dallas, se consagró.

“Hubo un momento de la prueba que creí que tenía la oportunidad de ganar, sabía que si no entraba en fatiga podía ganar, fue como un pálpito”, aseguró Chartier al finalizar la carrera.

“La verdad que en carrera me sentí muy relajado. Estaba realmente concentrado. Perdí el reloj en el segmento de la natación, por lo que fui a ciegas el resto del camino. Realmente fui perfeccionándome conforme pasaba la carrera, ya que cada vez me iba encontrando mejor, me decía a mí mismo; paciencia, paciencia, relájate. Y luego en esa última vuelta de carrera a pie, toda esa energía que fui acumulando gracias a tener paciencia desde el principio hizo boom, y la solté de golpe para ponerme primero y ganar”.

Con lo de ayer, con una natación a 27 grados centígrados y una temperatura exterior de 36 grados centígrados, puede ser un aspirante al podio en Kona, además, es entrenado por el hermano de Gustav Iden.

X